viernes, 19 de septiembre de 2014

FERIA Slow Food en Balaguer, Lleida.

AQUÍ TODO EL PROGRAMA.

Este año estarà Angel Gracia, Suzanne Powell, Mariano Moreno... entre muchos otros.

Los días 4 y 5 de Octubre de este año 2014 VII Feria Slow Food de Alimentación y Salud .
Una Feria que no le dejara indiferente, dada la inmensa cantidad de información fiable que podrá recibir de importantes y cualificados ponentes.
Una Feria donde muchos ponentes van a hablar claro y presentaran alternativas  a la producción de alimentos y a sistemas de recuperación de la salud, ocultados y criminalizados por una Organización Mundial de la Salud (OMS)  que ha perdido el norte y es incapaz, con su parafernalia farmacéutica, de curar prácticamente ninguna enfermedad, contentándose como mucho en cronificarlas, dada su superior rentabilidad.
No contenta esta Organización con su negligencia o incapacidad, no permite que ninguna alternativa natural o económica, pueda evitar la muerte de millones de personas por Malaria, parar con plantas la creciente epidemia de Diabetes, Cáncer, Alergias, Enfermedades autoinmunes, etc.  o ayudar en la no extensión de nuevas enfermedades como el EBOLA.
Ánimo a todo aquel que pueda desplazarse a su asistencia y al que las distancias se lo imposibilite, que cuente con la grabación de todas las conferencias, que se publicaran  unos días después de finalizada la Feria. Acceso a vídeos de la Feria anterior.
El precio será de 3 € por día, con acceso a todas las conferencias y actividades.
Podéis consultar el programa actualizado en la web de la feria:

Sábado, 4 octubre 2014

HORAPONENCIAIDIOMASALA
10:00Inauguración
10:15Presentación de la feria , homenaje  y Conferencia inaugural a cargo de Ángel GraciaCast1
Josep Pàmies, Josep Puy, Mercè Camins y autoridades.
11:00Incorporación de la alimentación en la medicina integrativaCast2
Dr. Francisco Barnosell.  Dr. en Medicina y Cirugía, Neurología y Neurofisiología
12:00Energías y vida. Cast1
Geobiología y salud en la vivienda. Búsqueda de los buenos lugares para vivir con salud.
Mariano Bueno.  Divulgador y experto en agricultura ecológica y geobiología.
13:00Erotismo, sexo y salud, espiritual y corporal.Cast2
La des-erotización es una fuente de enfermedades que la auto-construcción integral de la persona debe poner remedio
Félix Rodrigo Mora. Escritor, historiador i filósofo.
14:00Una visión energética de la medicina. Cast1
Hay que incorporar la biofísica y el impacto de la física cuántica al cuerpo humano para ensanchar la visión de la medicina.
Dr. Manel Ballester. Catedrático cardiología Univ. Lleida
15:00Posibles aplicaciones terapéuticas del cannabis.Cast2
Cómo los cannabinoides pueden contribuir al tratamiento paliativo de enfermedades como el cáncer, el dolor crónico y la esclerosis múltiple
Dr. Manuel Guzmán. Catedrático de Bioquímica y Biología Molecular
16:00Urinoterapia. Ese jugo milagrosoCast1
Alquívar Marín. Naturópata
17:0010 consejos para mantener-se sano.Cast2
La salud y la enfermedad  es un estado de la persona consecuencia natural de nuestra forma de vivir.
Dr. Pedro Ródenas. Médico naturista y fundador revista integral
18:00Mesa redonda de testimonios.Cast1
Varias personas expondrán sus experiencias en el ámbito de la salud
19:00El momento evolutivo de la Humanidad.Cast2
Implicaciones e impactos de la transición desde la “consciencia egocéntrica” a una nueva “Consciencia de Unidad”.
Emilio Carrillo. Economista y experto en desarrollo local

Domingo, 5 octubre 2014

HORAPONENCIAIDIOMASALA
10:30La bioconstrucción y la agricultura ecológicaCat2
Casos prácticos en el mundo del vino
Albert Puy (Aparejador) y otros.
11:00Alimentación consciente.Cast1
Aprender a comer para estar sano, feliz y con una elevada conciencia
Suzanne Powell
12:00Control mental del dolor. Cirugía y odontología sin anestesiaCast2
Dr. Ángel Escudero (Dr. en Medicina y Cirugía) i Dr. Oriol Farré (odontólogo)
13:00La hiperia: ¿un nuevo paradigma psiquiátrico?Cast1
Un modelo que supone la casi completa desmedicalización de muchos de los llamados actualmente trastornos psiquiátricos
Dr. Javier Álvarez. Psiquiatra
14:00Agricultura regenerativa.Cast2
Una herramienta de revulsión socio-económica y alimentaria. La rotura con la agroindustria. Producción de alimentos sanos de forma  rentable.
Jairo Restrepo. Ingeniero agrónomo y consultor de la ONU. lamierdadevaca.com
15:00Agua de mar en la agricultura. Cast1
En el mar es el lugar donde hay que ir a recuperar los minerales que ha perdido la tierra.
Mariano Arnal. Fundador d’Aqua Maris
16:00La reunión de les medicinas según Hipócrates.Cast2
Presenta trabajos de investigación de médicos que incluyen los 4 principios de Hipócrates y los relaciona con temas de actualidad.
Dra. Clara Biosca. Médico de familia.
17:00El cáncer, ¿qué es? ¿Cómo se genera?Cast1
Homeopatía, fraude mundial o  la medicina del futuro.
Dr. Josep Maria Cardesín. Ingeniero químico y doctor en medicina china.
18:00Integración de la Nueva Medicina Germánica de Hamer en la medicina del futuro.Cast2
Como esta medicina puede mejorar la prevención y el diagnóstico y simplificar los tratamientos.
Dr. Javier Herráez. Oncólogo
18:30Ébola, malaria y lepra. Enfermedades curables a pesar de la Organización Mundial de la Salud (OMS)Cast1
También se hará un homenaje a Josep Vilanova, catedrático de la naturaleza de la Dulce Revolución
Josep Pàmies y Xavi Galindo (cooperante)

miércoles, 17 de septiembre de 2014

Resolviendo dudas:Taller Desescolarizar Nuestras Mentes. Viernes 19 y 26 de septiembre 2014.



Ya sólo nos quedan un par de días para poder compartir este taller contigo. Aun estas a tiempo para inscribirte hasta mañana jueves 18 a las 12 de la noche. Te esperamos. Si tienes alguna otra duda no dudes en ponerte en contacto conmigo.  Un saludo y nos vemos el viernes.

Salimos en el telediario de Catalunya.

Salimos en el telediario de Catalunya junto con otras familias.

http://www.324.cat/video/5239932/Escolaritzacio-a-casa

CLICK AQUI



sábado, 13 de septiembre de 2014

Homeschooling: DESESCOLARIZAR NUESTRAS MENTES




Aquí os dejo el último hangout que hice con María José presentando el taller que vamos a hacer on-line sobre la Desescolarización Mental.

El taller consta de 2 viernes: el día 19 y 26 de este mes de septiembre 2014.

En este hangout podéis ver todo lo que incluye este taller y cómo apuntaros.

Os esperamos, un abrazo.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Paloma Goñi de Aires de Cambio nos cuenta por qué se hizo vegetariana y cómo aprendió a serlo.

¿Por qué soy vegetariana y por qué no puedo dejar de serlo?

Si me hubieran dicho hace 6 o 7 años que hoy estaría escribiendo esto, no lo habría creído ni por asomo. Si me hubieran dicho que mi dieta se basaría en verduras, frutas, cereales, legumbres y semillas, les habría llamado locos. De pequeña no tenía ningún amor por los animales, odiaba la crema de verduras y mi madre se las veía negras para intentar engañarme y meter un poco de calabaza en las lentejas. No comí ni una sola ensalada hasta pasada la mayoría de edad y mi dieta se basaba en filetes de toda clase, pescado frito, patatas y arroz blanco. No se puede decir que tuviera aparentemente una inclinación por una dieta vegetariana, precisamente…
Pero un día TODO cambió. Y cambió, como me suele ocurrir, de manera sutil pero muy radical. Con 18 años, volví a reencontrarme con un amigo al que yo le tenía echado el ojo desde hace tiempo. Cuando lo conocí no era vegetariano, pero siempre había comido en su casa comida muy equilibrada y sana, en general, y su madre llevaba años coqueteando con la idea de hacerse de una vez por todas vegetariana. Cuando me lo volví a reencontrar al cabo de los meses, me dijo que hacía algunas semanas había decidido ser vegetariano. Sinceramente, me pareció extrañísimo (nunca había conocido a nadie vegetariano) y no llegaba a comprender el porqué, pero siempre respeté su decisión y cuando venía a casa intentaba tener algo que él pudiera comer, aunque fuera un triste arroz blanco. Admito que caí en los mismos errores que cae la mayoría de la gente. Le ofrecía, por ejemplo, pasta carbonara, y cuando me decía “No, no quiero, es que lleva beicon”, yo le decía: “pero qué más da, si no lleva casi nada, no se nota”. Jajajaja! Me río ahora solo de pensarlo.
Poco tiempo después empezamos a salir como pareja y empecé a comprender las razones detrás de su decisión de ser vegetariano. Su motivo principal siempre fue una cuestión de salud (aunque también ama a los animales, pero creo que no fue el detonante) y yo sinceramente no llegaba a comprender por qué le daba tanta importancia. Al fin y al cabo, éramos jóvenes, teníamos “buena” salud… ¿por qué preocuparse? ¿por qué renunciar a “lo bueno”? Nunca me presionó para que yo siguiera sus pasos, aunque yo sabía que para él era importante que su pareja compartiera esta faceta tan importante de su vida.
En su casa comí por primera vez una ensalada y empecé a cogerle el gusto a los potajes de verduras, aunque admito que fue difícil acostumbrar a un paladar como el mío… Sin embargo, yo seguía sin estar convencida. ¿Por qué debería YO renunciar a comer carne si me gustaba? ¿No era más cómodo seguir comiendo lo mismo que había comido toda mi vida? ¿Por qué preocuparme por la salud si me encuentro de maravilla? ¿Cómo reaccionaría mi familia, mi mundo, antes una decisión tan “radical”? Este es el pensamiento que solía pasar por mi cabeza en momentos en los que me planteaba el hecho de poder ser vegetariana: “Sería fabuloso, pero no, YO NO PUEDO, a mí no me van las verduras, yo no necesito eso”.
Seguí con esa cantinela durante meses hasta que, mira tú por dónde, otra persona se cruzó en mi vida. Fui a visitar a mis tíos y primos, que viven en otra ciudad, y salió el tema del vegetarianismo en la conversación al enterarse la familia de que estaba saliendo con una persona vegetariana. Uno de mis primos, para mi sorpresa, me dijo que hacía poco había visto un documental que le había hecho cambiar muchas de sus ideas, y que aunque él no se había hecho vegetariano, sí había reducido la ingesta de carne y pescado drásticamente, a una vez a la semana como mucho. Ese documental era“Nuestro pan de cada día”, el documental que hizo que YO no pudiera seguir mirando hacia otro lado, que no pudiera seguir poniéndome una venda en los ojos y pensando en mí misma de manera egoísta, pensando que YO necesitaba comer carne.
Mientras me tapaba los ojos con la almohada viendo las horrendas imágenes que me mostraba el ordenador, tomé la mejor decisión de mi vida. YO no podía seguir participando en esto. No lo hice por salud (no encontré en ese momento que fuera una razón de peso, aunque ahora comprendo que sí lo es), ni siquiera lo hice porque amara a los animales. Lo hice porque ver la atrocidad que se comente ante cualquier forma de ser vivo te quema por dentro. Estoy segura de que a cualquier persona que vea este documental o cualquiera parecido, se le remueven las tripas. Hay gente que prefiere no verlo, claro, para no tenerse que quitar la venda. “Es que yo soy muy sensible para estas cosas”, me dicen. ¡Claro! Yo también. De eso se trata, de que somos personas sensibles que no soportamos ver el sufrimiento de ninguna forma de vida. Mirar para otro lado no hace desaparecer el problema. Yo vi esas imágenes y, por mucho que me costase, sabía que si quería ser consecuente conmigo misma y seguir mirándome cada día ante el espejo, DEBÍA EMPEZAR A TOMAR DECISIONES POR MÍ MISMA.
A los 19 años, un mes de abril de 2009, tomé la primera decisión libre de toda mi vida. La primera decisión que no estuvo condicionada por mi infancia, por mis profesores, por mis padres, por mis amigos o por la sociedad en la que vivo. La primera de muchas decisiones que me han hecho cambiar como persona y que me siguen maravillando día tras día.
Lo más difícil fue decírselo a mis padres. Ningún hijo quiere desilusionar a sus padres. Y hacerme vegetariana fue, además de un shock, una gran desilusión para ellos. Yo ya no formaría parte de sus comidas, estaba empezando a tomar decisiones que escapaban a su control. La mayoría de los padres tiene miedo, aunque les cueste reconocerlo, a que sus hijos sean diferentes, a que sigan caminos diferentes… También tenía ante mí un gran reto: empezar a cocinar A DIARIO mi propia comida. Por aquel entonces vivía con mis padres y yo no podía esperar que mi madre adaptara la dieta de la familia a mis necesidades, así que me preparé para aprender desde cero a cocinar y, además, platos vegetarianos, algo sobre lo que tenía un conocimiento nulo.
Ese mismo día le dije a mi madre que había decidido hacerme vegetariana. No exagero si digo que le entraron ganas de llorar. Sin embargo, desde el primer momento, me apoyó. Nunca podré estarle lo suficientemente agradecida. Lo que más pena le daba es que ya no podría nutrirme como madre. Yo le estaba diciendo que ya no necesitaba de su alimento. Sin embargo, aparte de la nutrición que me aporta por otros lado (no todo es comida, recuerden), mi madre ha intentado desde el primer día aprender recetas que yo pudiera comer y adaptar otras. Hoy puedo decir que mi plato favorito son las lentejas con calabaza de mi madre. Esas mismas lentejas que de pequeña ella me intentaba dar y que yo me negaba a comer.
A partir de ahí, el camino no fue fácil, pero tampoco hay que dramatizar. Cuando alguien da un cambio importante en su vida y decide hacer cosas contrarias a lo que hace la mayoría de la gente y la sociedad en la que vivimos, no suele ser fácil. Pero la alegría de saber que estás haciendo lo correcto y las recompensas que ello conlleva, hacen que todo merezca la pena.
Yo fui durante muchos años como la mayoría de la población, yo pensaba lo mismo que la mayoría, tenía los mismos argumentos y las mismas ideas, hasta que un día decidí que debía empezar a pensar por mí misma. Que si hacía algo de una manera debía ser porque YO quisiera hacerlo así, no porque todo lo mundo lo hiciera así o porque siempre se hubiera hecho así.
Cuando miro atrás y veo el cambio que di en pocos meses, siempre me vienen las mismas palabras a la cabeza: Si yo pude, cualquiera puede. No hay ninguna excusa que sea válida si somos honestos con nosotros mismos. 
¿Cómo aprendí a ser vegetariana?

Hace unos días publiqué un post en el que explicaba por qué soy vegetariana. Una vez tomada la decisión, debía aprender cómo ser vegetariana. Sí, tuve que aprenderlo. Crecí comiendo poquísimas verduras, por lo que tenía que aprender un gran cantidad de recetas que mi madre no podía enseñarme. Además, hasta la fecha (tenía 19 años) tampoco se puede decir que hubiera pasado demasiado tiempo en los fogones, así que mi conocimiento sobre cocina era muy limitado. Por lo tanto, debía aprender a cocinar y, además, vegetariano.
¿Qué fue lo primero que hice? Me compré dos o tres libros llenos de recetas vegetarianas. ¿Y lo segundo? Pasé horas y horas en internet descubriendo decenas de blogs con recetas vegetarianas. ¿Lo tercero? Me metí en foros vegetarianos para leer experiencias de personas que hubieran pasado por la misma transición que yo. A partir de ahí, fui aprendiendo cada día, lentamente, deshaciéndome de viejos hábitos y aprendiendo una nueva forma de vida, llena de alimentos que ni siquiera había oído nombrar antes.
Como mi decisión de ser vegetariana llegó de la noche a la mañana, no fue una transición lenta y “natural”, como la de una persona que va dejando poco a poco de comer carne hasta que un día se da cuenta de que lleva semanas sin catarla. Así que las primeras semanas hice lo que pude. Recurrí al queso, al arroz, a las patatas, al tomate frito, a la pasta… a los pocos alimentos que había en mi casa que yo podía consumir. Pero me tuve que poner las pilas muy rápido, empecé a visitar herboristerías y a hacer la compra por mí misma. Metí en mi casa quinoa, mijo, avena, arroz integral, semillas, frutos secos y un sinfín de verduras. Fui probando recetas. Algunas fueron fracasos absolutos, otras éxitos que se han convertido en tradición.
Tras el drástico cambio de dieta de un día para otro, noté que dos cosas cambiaban en mi cuerpo. Lo primero y más notable, empecé a hacer caca a diario. Se supone que es lo normal, pero yo me escandalicé. Para mí los momentos en el baño eran muy esporádicos (no sé decir la frecuencia, pero a diario seguro que no) y más bien complicados. Así que me encontré en el baño cada dos por tres, pero todo fluía tan bien… ¡jajaja! Lo segundo que noté, algo más sutil, fue la ligereza que adquirió mi cuerpo. Me sentía liviana, ágil, más yo…
Pero también tuve las mismas dudas que todos los novatos: ¿estaré comiendo suficiente proteína?, ¿qué pasa con la vitamina B12?, ¿necesito algún suplemento? Mi intuición me ayudó y me sigue ayudando mucho para responder estas preguntas. Nadie puede responderlas por ti. Ni un blog, ni un gurú del vegetarianismo, ni un científico empedernido. Solo tú, escuchando a tu cuerpo, puedes responder. Personalmente, discrepo bastante con esas cifras y esos niveles de determinadas sustancias que se supone que TODOS tenemos que alcanzar. Cada persona es diferente, todos los cuerpos son diferentes y tienen diferentes necesidades. Yo no controlo el calcio que consumo, ni las proteínas, ni las vitaminas, ni me hago chequeos de sangre cada dos por tres. Como lo que mi cuerpo me pide, cuando me lo pide.
Los comienzos fueron difíciles porque tenía que encontrar tiempo para prepararme una comida equilibrada cada día y por aquel entonces tenía mi vida llena de actividades (universidad, idiomas, trabajo…). Pero tuve mucha suerte, porque 3 meses después de hacerme vegetariana, me fui a Suecia a continuar mis estudios y, tras un año fuera de la casa de mis padres y viviendo una vida independiente, volví como una auténtica cocinillas vegetariana. El invierno sueco, con sus varios metros de nieve, es el mejor escenario para pasar horas y horas en la cocina, aprendiendo y experimentando. Y, por si no crees que la vida es maravillosa, te cuento que en la residencia en la que viví ese año en Suecia solo había una persona vegetariana aparte de mí y, mira tú por donde, el “azar” hizo que fuera mi compañera de apartamento.
Así que mi transición al vegetarianismo tuvo los mismos obstáculos con los que se podría encontrar cualquiera: un pasado carnívoro, una familia que no comparte tu decisión, poco tiempo para dedicar a la cocina, analfabetismo vegetariano… Pero tuvo el ingrediente más importante de todos: fue una decisión tomada desde el ser.
AQUÍ su web.

NOTA: El testimonio de Paloma sé que puede ser de gran ayuda para más gente. Gracias Paloma por compartir tu experiencia. Este post de se lo dedico a una buena amiga la cual está haciendo cambios en su dieta. Ánimos!


martes, 9 de septiembre de 2014

Educar para la Paz.

Quiero compartir este escrito de Marcela Angarita. Una mamá con la que tuve el placer de compartir dos Master Minds. Esta chica promete.

El mundo urge de una revolución pacífica, y desde mi sentir, la más clara y efectiva se empieza desde la maternidad. Podemos comenzar por cuestionar nuestras propias infancias (cómo nos trataron nuestras mamás y papas), no para juzgarles, sino para empezar a sentir y revolucionarnos desde ahí, para luego comenzar a trabajarnos nuestras historias/sombras, producto de infancias rotas y desdichadas, de malos tratos y abusos que después vamos traspasando a nuestros hijos sin más....
Todo ese basto bagaje de violencia emocional que comenzamos a perpetuar al no conocer las necesidades más básicas del bebe/niño, del ser humano, y no sólo las físicas, sino las más importantes, las emocionales, para poder ofrecer modelos sanos, es indispensable; para entregar adultos plenos y equilibrados, por eso ojalá los futuros padres se informaran más, para conocerlas y evitar así tanto maltrato, al descargar en ellos toda su frustración y confusión emocional. Para eso es necesario conocer los beneficios de la leche materna, el colecho, la ternura, el respeto, entender el llanto como algo terapéutico, y acompañado, respetar sus ritmos y sus procesos, escucharles, jugar con ellos, seguir sus intereses y ayudarles a desarrollar sus talentos... en resumen dejarles SER. 
Conocer esas necesidades básicas nos pueden ayudar a dar el amor incondicional tan necesario para nuestros bebés, para el ser humano. 
Y eso sólo puede empezar en el seno maternal, por eso la importancia de priorizar y recuperar el valor de la maternidad. 
En un mundo tan falto de amor....,.de amor maternal incondicional.

Las madres somos las primeras en ejercer esa violencia, por ignorantes, al desconocer por completo sus propias necesidades y las de nuestros bebés; ya desde el vientre, desde la más tierna infancia, comienzan los malos tratos, por estar tan ocupadas en dar más importancia al mundo material que al emocional (cunas, coches, chupetes, caminadores, etc,etc, etc... pensando que es eso lo que necesitan nuestros bebes humanos!!!; así es que empieza los maltratos y la violencia hacia sus propios hijos, por mantener la popular creencia de quererles controlar con la muy común excusa: que hay que hacerlo por su propio "bien" (Alice Miller).
Todo, todo esto deja huella, ya que esas son las primeras semillas de la violencia, por muy sutil que puedan ser: las amenazas, los gritos, los castigos, los chantajes, las quejas... son algunos ejemplos claros de maltratos y de violencia, que comienza con la crianza y luego con la educación y la pedagogía negra. Así la vamos perpetuando por años, sin siquiera cuestionarnos.
Por eso es tan importante empezar a cuestionar las propias infancias, y buscar las herramientas adecuadas para que las madres podamos conectar primero con nuestras necesidades de nuestro mundo emocional y así poder ser las madres que nuestros hijos necesitan que seamos. Por eso la importancia de conocer las necesidades básicas y propias para lanzarnos a ser madres. Es vital para esta sociedad tan enferma. Sí, urge un cambio, un cambio de creencias, para así poder evitar esos malos tratos y poder cambiar la manera en la que acompañamos la infancia. Sólo con el respeto y el enseñar desde el ejemplo, la coherencia, es como podemos lograr esta revolución pacífica que tanto necesitamos.
Una crisis de valores, una revolución del sentir.......
La revolución de la ternura, desde ahí siento que debe ser; ¡al menos para mi! 


Marcela Angarita. 
Instructora en maternidad consiente y
Formadora oficial de la Pedagogía blanca.

sábado, 6 de septiembre de 2014

Sandra Dodd me incluye en su web como terapeuta.

Aquí podéis ver la página en donde Sandra Dodd me incluye como terapueta Gestált. Para mi es un gran honor. Ella recomienda terapeutas que entienden o practican el unschooling

COPIO lo que ella escribe:

Yvonne Laborda YvonneLaborda.com
Gestalt therapist, specializing in the effect on adults of childhood trauma. Yvonne lives in Lleida, Spain and can counsel in Spanish or English (British English). If you would like to see her speaking and hear her voice (in both languages), she is intereviewed at the link here, and below on the same page she's the translator in interviews of me.) Video.

miércoles, 3 de septiembre de 2014

NUESTRAS MANUALIDADES

Aquí os dejo algunas de las manualidades que hemos hecho en los últimos 6 meses.


Esta P es de "padri" que significa abuelo en catalán. Urtzi le hizo a su abuelo, por su cumpleaños, esta P de llavero, una funda para el móvil y otra funda para las gafas. 


Funda de móvil.


Funda para las gafas.


A Ainara le encanta hacer miniaturas. Estos platitos y complementos con plastelina eran realmente diminutos.


Puntos de libro para Sant Jordi.


Aquí Urtzi y Naikari pintandose ropa.


Esta caja forrada con papel guarda las piezas de ajedrez.


Móvil con cositas de la naturaleza. Este lo hicimos como regalo de cumpleaños.


Más miniaturas de Ainara. Estos no miden más de 2 centímetros.

Más miniaturas.


Le encanta todo lo pequeñito.

Casita para los pájaros. Urtzi la hizo con su padre.

Este tapiz lo hizo Naikari en HESFES conmigo.

 Esta catapulta la hizo Urtzi en HESFES.

Estas "flores" de madera también las ha hecho Urtzi en HESFES.


Esta muñeca también es de Urtzi. Dice que soy yo... Yo tengo un vestido a rallas parecido.

Esta tapiz de fieltro lo hizo Ainara.

A Urtzi le encanta hacer cosas de madera. Este barco lo hizo como regalo de cumpleaños para su amigo Said.

Cuadro de Naikari.


Este avión de madera también lo ha hecho Urtzi con la ayuda de su padre.


Este flamenco de madera lo ha hecho Ainara.

Un invento de Urtzi.


A Ainara le gusta hacer cositas de macramé. 

martes, 2 de septiembre de 2014

DESESCOLARIZAR NUESTRA MENTE



En este hangout con María José os presentamos el nuevo taller sobre DESESCOLARIZARNOS MENTALMENTE que vamos a hacer los viernes 19 y 26 de septiembre de 7pm a 8:30pm (hora en España). AQUÍ TODA LA INFORMACIÓN.