miércoles, 19 de noviembre de 2014

Aquí toda la información sobre el próximo Master Mind que haré junto con María José Cifuentes sobre Crianza Consciente y Educar sin Escuela.

Para quien quiera hacer este Master Mind con nosotras. Aquí tenéis toda la información y testimonios de alguna mamá que estuvo en los anteriores.



Empezamos en diciembre. Aquí puedes inscribirte:  CLICK

Para más información contacta conmigo.

lunes, 17 de noviembre de 2014

Mañana martes, 18 de noviembre, haré un hangout sobre la importancia de los grupos.

Junto con María José Cifuentes voy a presentar un nuevo Master Mind sobre Educación en el Hogar y Crianza Consciente que empezará en diciembre.

El Master Mind constará de varios módulos en donde abordaremos diferentes temas relacionados con la Crianza Consciente y el Homeschooling.

Si te apetece hacer el Master Mind con nosotras no te pierdas este hangout.

Aquí tienes la invitación: CLICK

Módulo 1:
Resolviendo conflictos con familiares y amigos críticos con tu decisión de educar en casa. 

Módulo 2:
Desescolarización mental y la importancia de los tiempos propios. 

Módulo 3:
Alternativas a los premios, los castigos, las amenazas y los límites. 

Módulo 4:
La organización del tiempo y la socialización de nuestros hijos. 

Para más información contacta conmigo.

NOTA: Si no puedes asistir en directo al hangout no te preocupes ya que lo compartiré una vez finalizado.

Más información sobre este Master Mind en breve.

domingo, 16 de noviembre de 2014

Entrevista a Laura Gutman.

Impresionante entrevista a Laura Gutman. Como me gusta esta mujer, madre, escritora y terapeuta.
Nos habla de varios de sus libros además de comentar el por qué hay niños que enferman más que otros, sobre la fusión emocional, la violencia física y psicológica, sobre el por qué hay niños que quieren ver más tele, si la tele es un "buen" canguro (me encanta lo que dice al respecto y de hecho yo lo he comentado en varios artículos), el personaje aprendido, el discurso engañado de mamá o papá, los mecanismos de defensa, la falta de maternaje, las horas eternas de cole, los juguetes, sustitutos de nuestra presencia, la necesidad de presencia para ser uno mismo, el reconocimiento de la mujer trabajadora y no el de la mujer madre, decir "no", la complacencia, los limites, las rabietas, las enfermedades (el cáncer), nuestro niño interior, los miedos, la seguridad... El mensaje final es lo más bello de toda la entrevista cuando comenta que "nunca es tarde" (a mi personalmente, me emocionó) y el qué deberíamos decirle a una madre recién con su bebe.

Os pido que compartís este post con quien penséis le pueda hacer bien. Muchas mamas necesitamos oír lo que Laura tiene que decirnos. Compartirlo puede ser un excelente regalo.



Aquí os dejó esta otra entrevista de Laura Gutman que publiqué en mi web: HAZ CLICK AQUÍ

martes, 11 de noviembre de 2014

Unidades, decenas, centenas y millares.

Naikari, nuestra hija pequeña, que en febrero cumplirá 6 años, ha empezado a mostrar interés por las cantidades.

Como ya sabéis, hace un mes que nos hemos mudado a Escocia, donde nos quedaremos 2-3 años.

No hemos podido traer todos los materiales, juegos, juguetes, libros… que teníamos en España ya que había muchas cosas y tuvimos que hacer una selección. Cada hijo escogió lo que más le interesaba, necesitaba o le gustaba. Fue toda una lección de desapego total para toda la familia. Yo tampoco he podido traer todos mis queridos libros y eso, si os soy  sincera, me ha costado mucho.

Entre los materiales escogidos había estas perlas Montessori. En Lleida las teníamos en una estantería junto con más materiales de cálculo pero Naikari nunca les había prestado mucha atención. Ainara y Urtzi las han utilizado alguna vez.

Aquí en Escocia, las he puesto sobre una mesita en el comedor junto con otros materiales. Hace un par de días Naikari las cogió y empezó a jugar con ellas hasta que finalmente me preguntó por qué estaban “enganchadas” tantas bolitas juntas. Yo le expliqué que en 1 barrita había 10 bolitas, que en 10 barritas de 10 bolitas había 100 bolitas en total y que formaban una tablita y que en 10 tablitas de100 bolitas había el cubo con 1000 bolitas todas juntas.


Wow, qué descubrimiento hizo Naikari. Se quedó impresionada al ver todas esas bolitas juntas y quiso asegurarse de que 10 veces 10 eran 100 y se puso a contar las bolitas una a una (ella ha aprendido a contar hasta cien jugando en el coche con sus hermanos) y finalmente dijo: “Es verdad que 10 tiras con 10 bolitas cada una son 100”.

Luego quiso contar el cubo de mil para asegurarse también pero se cansó enseguida.


Estos materiales pueden ser muy útiles para ver las cantidades por separado. Ella sabía que 100 eran más que 10 y que 1000 eran más que 100 pero al ver el volumen real de las bolitas se quedó perpleja al poder constatarlo. 


Nosotros teníamos bastantes materiales Montessori de mates y cálculo pero, la verdad, es que no los hemos utilizado mucho ya que Ainara y Urtzi hacen muchos cálculos mentales y no los necesitan. No obstante nos han sido útiles en momentos concretos cuando me han preguntado: “¿Cuántas monedas de 5, 10, 20 y 50 céntimos hacen un euro?” o ¿Cuánto son 5 veces 5, 6, 7…?”.

Como ya sabéis nosotros vamos dándoles a nuestros hijos lo que ellos van necesitando en el momento en que les interesa, lo piden, lo necesitan o lo preguntan. Solemos propiciar oportunidades de aprendizaje pero no decidimos qué enseñarles, cuándo ni a qué ritmo. Los materiales Montessori son muy populares entre las familias homeschoolers en España y la verdad es que para escuelas los encuentro muy útiles ya que los niños pueden ver las cifras concretas al poder manipular los materiales. De este modo no empiezan a hacer cálculo de una forma tan abstracta utilizando las cifras cuando aún no saben ni conocen las cantidades. No es lo mismo ver un 5, un 8, un 13 escrito en número… que ver 5 bolitas, 8 bolitas, 10 bolitas + 3 bolitas. No obstante, me he dado cuenta que no hace falta gastarse tanto dinero en estos materiales tan bonitos y atractivos, para los adultos, teniendo piedrecitas, garbanzos, tapones de distintos colores…






sábado, 8 de noviembre de 2014

Nuestro día a día: ya estamos instalados en, Ayr, Escocia.



Hoy hace exactamente un mes que llegamos a Escocia. Estamos instalados en Ayr, una ciudad costera a media hora de Glasgow. Nos hemos adaptado todos muy bien y fácilmente. La gente es muy agradable y humana. Los niños han hechos amigos rápido con niños del vecindario. Aquí se vive en casitas de planta baja. También hay casitas en el campo. Aquí os dejo unas fotos de este último mes.

Mostrando P1130532.JPG

Aquí la despedida con el grupo de familias homeschoolers de Lleida. También vino Noelia, una madre de Huesca.


Así teníamos medio piso, todo en cajas. Lo que se ve en el suelo es lo que seleccionamos para traernos a Escocia. Ha sido un gran ejercicio de desapego para todos ya que no podíamos traerlo todo. Andreu vino un par de semanas antes y se incorporó al nuevo trabajo. Luego vino a Lleida para subirse el coche cargado hasta Escocia. Yo subí sola en avión con Ainara, Urtzi y Naikari. Sólo hemos podido llevar lo que cabía en el coche pero al ser 5 no hemos podido escoger mucho. Cada uno ha tenido que seleccionar lo más querido y/o necesario. He de reconocer que 4-5 cajas eran sólo de libros míos. 


Las dos semanas en el piso (hemos alquilado nuestra casa de Bellvís) antes de venir fueron realmente caóticas: casi todo empaquetado, no encontrábamos nada, falta de sitio, sin papá después de haber estado más de un año en casa sin trabajar fuera. Lo peor fue la falta de espacio. Cuando uno se acostumbra a tener sitio amplio es difícil adaptarse a un piso pequeño. No obstante, Ainara, Urtzi y Naikari se las arreglaban muy bien para poder encontrar rincones en donde jugar.

Suerte de las tablets y el ordenador. Nos fue bien tener internet esas dos semanas. Aquí Urtzi y Naikari pasando un rato jugando o viendo algo... 

A Ainara le encantó ver este documental de hora y media del National Geografic sobre partos multiples. Había uno de gemelos, otro de trillizos y por último uno de cuatrillizos. Yo también lo vi y la verdad es que fue impresionante.

Haciendo las últimas compras en Lleida antes de marchar nos encontramos esto en el barrio antiguo. Estas sillas y sillones gigantes hechos de palets de fruta decorando un solar en ruinas. Nos encantó.

Las letras son cajas de plástico. Y al final hay un pequeño huerto.

El día 7 de octubre salimos muy pronto de casa para coger el tren hacía Barcelona en donde luego cogeríamos el avión hacia Escocia. Llevábamos lo imprescindible ya que no facturamos ninguna maleta. 

Ainara se leyó un libro entero en el tren.

Naikari se entretuvo pintando.


En el aeropuerto tuvimos que esperarnos más de dos horas y Ainara aprovechó para dormir un ratito...

... mientras Urtzi y Naikari pintaban.


Hogar dulce hogar. La casa de la izquierda, en donde aun se ve el letrero "to let" (se alquila) es donde estamos viviendo ahora. Son dos casas juntas (semi-detached). En la de al lado vive una simpática pareja. Y al otro lado, donde está nuestro coche aparcado, vive una familia con 3 hijos de 17, 10 y 9 años. Nuestros hijos juegan muy a menudo con ellos por las tardes o los fines de semana. No hay huerto ni gallinas pero sí hay un poco de patio detrás. No nos dejan tener ningún animal de compañia...

En esta foto sólo llevábamos unas horas en la casa y ya quisienron ir a dar una vuelta por el vecindario. Aquí se vive en casitas. Parecen "poblados" de casitas de lego.



Este precioso bosque es lo que encontramos al girar la esquina. A cinco minutos de casa a pie. Es una maravilla tener tanta naturaleza tan cerca. Los vecinos pasean tranquilamente los perros por aquí. Casi nos perdemos por los distintos caminitos. En medio de todo esto nos encontramos un bonito parque y un señor que paseaba su perro nos dijo como volver a nuestra calle.

Nos impresionó mucho ver este árbol tan grande.


A unos 20 minutos andando de casa tenemos esta playa. Que lujo vivir tan cerca del mar, el océano Atlantico. Nosotros vivíamos a más de una hora en coche del mar Mediterraneo.

A pie de playa hay parques preciosos.


Aquí los niños disfrutan mucho. Este parque está justo a pie de mar.


Los parques y zonas infantiles son increíbles y hay muchas. Incluso en los bancos y consultorios médicos hay juguetes, legos, caballitos de madera... para que los niños puedan esperar con calma. Se tienen mucho en cuenta a los niños aquí. He tenido que ir a muchos sitios oficiales con ellos para hacer papeleo y los niños son bienvenidos... les dan hojas de papel para pintar sino tenemos nada o les dejan jugar un poco y corretear sin que nadie se moleste... 

La combinación de mar y verde tan junto me impresiona. Esta tirolina también estaba en el parque.

En la zona más infantil del parque hay estos juegos de sopa de letras. Fue buena practica para ellos al estar todo escrito en inglés.


Letras y números.


Formas y la hora.

A un lado del parque hay playa y al otro lado se ven estas casas. Todo el mundo vive en casitas. Casi no hay pisos y los pocos que hay son de poca altura. La ciudad de Ayr es de turismo local. Ahora no se ve casi nadie. Ya os contaré en verano. 

Aquí los típicos Bed and Breakfast.

En casa con papa. Andreu sale pronto por la mañana y no vuleve hasta las 5-7 de la tarde. Aquí es de noche a las 4:30 de la tarde ahora en noviembre. Nos han dicho que en verano no oscurece hasta las 11 o 12 de la noche. En verano el día es muy largo y en invierno muy corto. Los niños se acuestan sobre las 8-9 y madrugamos sobre las 7. En España solían dormirse mucho más tarde pero, personalmente, me gusta mucho más hacer este horario y cenar prontito y estar en familia unas horas.

Ainara y Naikari aprovenchando el solecito del medio día mientras Urtzi juega a pelota con el vecino. Este es un país humedo. Llueve bastante, no obstante, sale el sol cada día un rato. Cuando llueve es por poco rato y en un solo día puede hacer calor, frio, viento, sol, estar nublado... Es una sorpresa constante.

Aquí Urtzi jugando con el vecino, se han hecho muy amigos. Es fácil relacionarse aquí entre niños. Todos juegan con todos y se pasan a buscar por las casas. Urtzi está encantado. Esto no era así en donde viviamos antes y nos gusta mucho. 


Mientras Ainara está en casa de la vecina y Urtzi juega a pelota yo estoy con Naikari.

A Naikari le sigue apasionando el Katamino.

Con el poco material que hemos traído he hecho un espacio para los niños.

Esta estantería la tuvimos que comprar ya que no había una sola estantería para libros en toda la casa. La casa la hemos alquilado amueblada para no tener que comprar ni traer nada de España.

También he conseguido este escritorio y esta silla de una "charity shop". Son tiendas de segunda mano y por 30 libras (unos 40 euros) ya tengo mi rincón de trabajo. Ahora mismo estoy escribiendo desde aquí.

Trajimos los juegos de ingenio que le gustan tanto a Urtzi y aquí los están montando todos. 

Aquí Naikari ojeando el libro que un rato antes estaba leyendo Ainara. A Naikari le gusta mucho imitar y hacer lo que Ainara hace. Si a Ainara le gusta un libro, ella luego lo quiere ver también... 

Nos trajimos algunos libros en catalán y castellano. Ainara le está leyendo a Naikari "Busco una Mare" de Gemma Lienas. Habla sobre la adopción y nos encanta la historia de estos gemelos que oyen la voz de una niña en Bolivia que necesita una madre.

Aquí Naikari y Ainara jugando al juego de yoga con Natasha, nuestra vecina. Es un juego muy bonito. Hay que hacer diferentes posturas y los demás tienen que adivinar cual es... Nosotros hacemos diferentes versiones de este juego ya que nos las conocemos de memoria. Mando un saludo cariñoso a Vicky y Laia, quienes nos lo regalaron. Un beso!

Un fin de semana descubrimos este parque. Naikari y Urtzi lo pasaron en grande. Andreu sólo se pudo traer una bici y hemos comprado otra en un mercado de calle de segunda mano. Otro fin de semana estuvimos en Edimburgh visitando a Nitdia y su preciosa familia. Tienen 4 hijos. Su marido también está trabajando aquí por unos años. Algunos y algunas ya la conocéis de sus blogs "Comparte tus Eco Ideas" o "3 macarrons". También son de Lleida.


Aquí Ainara leyendo "Libro de la Vida y la otra Vida", de María Vassart, mientras Urtzi y Naikari juegan a su aire.


Ainara vuelve a escribir sus cuentos en el word. Se los guarda. Dice que algún día los tendrá en una biblioteca. Empieza muchos y los deja sin terminar y al cabo de unos días los vuelve a leer y los continua. Le gusta empezar historias nuevas y luego dice que no sabe como acabarlas. le gustan los principios y no tanto los finales. Creo que en breve volverá a publicar algo en su blog. Esta animada ahora que vivimos en Escocia y creo querrá compartir cositas. Yo la ánimo. A ver que pasa... 

Esta foto la hice desde la cocina. Ainara estaba escribiendo y Urtzi y Naikari a lo suyo. Mientras yo cocinaba y leía un rato. Agradezco mucho estos ratos de paz y tranquilidad en donde cada uno hace lo que más le apetece.

Como podéis ver, Urtzi ha querido cortarse el pelo otra vez. Con lo bonito que lo tiene un poco largo y rizadito! En fin, es su pelo y él decide. Aquí están en el patio-jardín de casa.

Urtzi también se ha animado a escribir. Lleva unos días pidiéndomelo. El quiere mi ayuda y yo voy escribiendo lo que él no sabe. Ainara quería hacerlo ella sola y luego quería que yo lo leyera. Pero Utzi aun no sabe escribir "muy bien", no obstante quiere plasmar su historía. El primer parrafo se lo escribió todo entero Ainara. Él le iba dictando lo que quería poner y ella se lo escribía. Luego él quiso probar solo y al ver que no podía con todo me llamó y lo hacíamos juntos. 

Una mañana nos acercamos al pueblo-ciudad vecino, Troon. Estuvimos en la biblioteca y paseando por la playa y las calles.

Naikari también quiere escribir "su libro". Lo ha titulado el "plátano volador". Va de un hombre que se pela un plátano y le sale volando de la mano... que imaginación tienen los niños, ¿verdad? Ella no quiere que yo le escriba nada. Me pregunta: "¿qué letra va ahora?" y ella lo va tecleando solita. De este modo está aprendiendo todas las letras del abecedario y a su vez ve la diferencia entre las mayúsculas del teclado y las minúsculas de la pantalla. De este modo ya puede empezar a  escribir ya que con un lápiz no puede hacer las letras todavía. Está muy contenta de ver que va mejorando... Qué gusto poder acompañarles de este modo tan natural, espontaneo y, sobre todo, a su propio ritmo...

Aquí estamos todos en la cocina con Natasha, la vecina, y su amiga Eimy. Estamos cosiendo cositas para decorar la casa en Navidad. Arboles, flores y corazones de fieltro.

Aquí Urtzi con la tablet y Naikari esperando su turno. Les gusta jugar de vez en cuando. Andreu les ha puesto unos juegos de estrategia, de comprar y vender, vestir muñecas, alimentar mascotas... A Ainara no le gusta mucho la tablet. Casi nunca la utiliza. 

Naikari haciendo letras de fieltro. Las repasa y corta ella solita.

Nuestro primer encuentro de familias homeschoolers en Glasgow. De hecho casi todas son familias más bien Unschoolers. No siguen currículos y son bastante "flexibles", por decirlo de algún modo.  Quedamos en un local de los Scouts. Alquilan un local con cocina por 2-3 horas, sale a 1 libra por niño más o menos. Hacen la comida y alguna actividad y si luego hace buen tiempo juegan en un descampado que hay muy bonito justamente delante. Se reúnen cada miércoles y van alternando entre este sitio y un parque más al sur. Aún no hemos ido al otro encuentro.

Fuimos disfrazados y aquí están decorando unas bolsitas de papel que ha traído una madre. Las familias son bastante numerosas en general. Hay varias con 3 hijos. Vinieron 3 madres embarazadas, una de su cuarto hijo y dos de su quinto hijo. En España cuesta mucho ver a familias de más de 3 hijos. Nos lo pasamos muy bien y nos recibieron con mucho cariño. 

Este es el descampado que hay justamente delante del local. Hizo un día fabuloso. Aquí se pueden ver estas jardineras de huerto urbano. No sólo va este grupo sino hay más grupos de padres e hijos que vienen por esta zona. Se ve que quieren construir en este bosque y los ciudadanos no quieren y lo han acondicionado muy bien para que los niños y las familias vayan y de momento se han parado todos los papeles. Hay, incluso, casitas en los árboles hechas por papás y columpios de ruedas de coche y cuerdas... y todo esto en medio de la ciudad.


Aquí Urtzi y Ainara en la base de una de las casitas.

A los más peques les ponen una botas de agua y a disfrutar. Yo siempre he defendido de que no existe el "mal" tiempo si se usa la ropa adecuada.


Algunas fotos de Ayr.

Aquí el centro comercial.


Al fondo los únicos 3 edifcios altos que hay.


Un restaurante.

La carretera que va de Ayr a Maybole. El paisaje es muy verde. Esto lo tenemos a 5 minutos de casa.

Hay bosques y zonas verdes por todas partes.


En la biblioteca de Ayr. Ainara ha querido probar de leer en inglés y ya se ha leído unos 8 libros esta semana. Se ha sorprendido mucho al ver que puede leer en inglés. Quiere que me siente a su lado y cuando no puede leer una palabra o no la entiende me pregunta. Ha sido muy sorprendente el proceso. En catalán y castellano le costó un poco llegar a leer fluidamente pero ahora en inglés lo ha cogido en seguida y ella misma se ha sorprendido mucho. Ayer me dijo: "Mama, yo pensaba que leer en inglés iba a ser más difícil".


Mientras Ainara y yo leíamos, Urtzi y Naikari aprovecharon para descansar un ratito en este rincón tan acogedor.


Urtzi hace dos semanas que ha empezado a entrenar a football. Está muy contento. Nosotros vivimos en el 10 de Chestnut road y en el 18 vive una familia de 3 hijos cuyo padre es entrenador de football de los pequeños. Eimy es su hija y amiguita de Ainara. 

El pasado viernes estuve todo el día con ellos en este parque-granja. Era el último día de la temporada ya que sólo abren de abril a octubre. Se lo pasaron en grande y yo viéndolos. 


Yo también me tiré por este tobogán y mi niña interior se lo pasó en grande, yo también... je je je.


Aquí libres como el viento. Y el mar al fondo.


La tarde del 31 de octubre se celebra Halloween aquí. Nosotros nunca lo hemos celebrado ya que en Lleida no es común. Urtzi se disfrazó de esqueleto, Ainara de gato y Naikari de brujita. Los 3 que hay detrás son los niños del numero 18. Los hijos del entrenador de football, Gary. Son Eimy y sus hermanos. Los vinieron a buscar.


Natasha también vino a casa.


Los domingos por la tarde vamos a Maybole, una ciudad a unos 15 minutos de Ayr. Hay un centro cívico en donde hacen actividades para niños.  


Esta semana también hicimos estos "panellets", unos dulces típicos en Catalunya para estas fechas. Están hechos con harina de almendra, patata y un dulce: agave, dátiles, panela... Les llevamos unos pocos a nuestros vecinos. Aquí es típico llevar algo a los vecinos cuando te mudas a un lugar nuevo. Esto sólo lo había visto en las películas americanas pero cuando la vecina de al lado de nuestra casa nos trajo unos pasteles por que ellos también se han mudado aquí justo 15 días antes que nosotros, vi que eso es la costumbre. Y la verdad es que es muy agradable.

Ya veis que estamos de maravilla aquí y siento decir que casi no echamos de manos nada. Lo único, nuestros amigos y familiares. Pero hoy en día con Internet y las vídeo llamadas es fácil estar en contacto.  Este mes nos vienen a ver nuestros amigos de las Esplanes y para Navidad y Fin de Año Elsa y Oriol.

Un beso para todos y hasta la próxima.