lunes, 30 de enero de 2012

¿Cómo es un día en la vida de un unschooler?

¿Cómo es un día en la vida de un Unschooler?

De hecho las clases nunca empiezan pero el aprendizaje natural y autónomo tampoco terminan nunca. Hay días llenos de actividades y vida social y otros de recogimiento o que simplemente juegan y ven películas o documentales.

Hay quienes se levantan a las 7 de la mañana y quienes prefieren o necesiten dormir hasta las 12. Ellos escogen cuando dormir y cuando despertarse. ¿Qué suelen hacer al despertarse? Leer, escribir, dibujar, pintar, coser, hablar, jugar, ver una peli, tocar un instrumento músical, desayunar, salir al jardín, jugar con las mascotas, continuar con algo que dejaron pendiente, hacer puzzles, preguntar, jugar a cartas, ajedrez, dominó..., salir a dar una vuelta en bici, andar, arreglar el huerto, regar las plantas, pasear... o simplemente sentarse y pensar. Siempre escogen hacer algo aun que no siempre nos guste su elección.

No hay nada correcto o incorrecto que ellos puedan escoger hacer. Ni cosas malas o buenas. Ni mejores ni peores. Ellos escogen en cada momento lo que necesitan, quieren, o les interesa hacer. Ellos viven el presente, el momento, el ahora. Hacen y aprenden lo que en ese instante les hace falta, les interesa o necesitan. Ellos saben mejor que nadie lo que necesitan hacer para aprender lo que necesitan y quieren saber ahora. Somos los adultos los que nos perdemos el presente pensando en el futuro. Ellos no son así. Ellos viven el ahora intensamente. Hacen conecsiones continuamente y de un tema saltan a otro y de ese otro a otros más. Allí donde hay un interés hay aprendizaje. Nuestras conversaciones son nuestras lecciones. Preguntan de todo a todas horas. Hay muchos momentos y mucho tiempo para hablar.

¿Qué suelen hacer por las tardes? Ir a la piscina, hacer algún deporte, patinar, quedarse en casa calentitos, ir a la montaña, playa, quedar con amigos, visitar a algún familiar, asistir a clases de algo que les guste, pasear a los perros, dormir...

Su forma de aprender no se parece en nada en como se aprende (o eso es lo que intentan que suceda) en la escuela. No se puede saber ni examinar lo que saben. La mejor forma de ver lo que saben (y no todo es visible) es estando con ellos, jugando con ellos, hablando con ellos sobre todo lo que les interesa, contestando a sus preguntas... Ellos piensan en todo lo que viven y están aprendiendo como consequencia de vivir y desde allí hacen sus propias conecsiones, preguntas, deducciones...

Ellos se van haciendo a si mismos poco a poco día a día.

¿Cómo les puedo motivar para que aprendan?

Lo más importante no es cómo de motivado esta alguien si no cómo ese alguien se motiva. Hay la motivación intrínseca (que viene de dentro de uno mismo) o la motivación extrínseca (la que alguien provoca desde fuera con algún tipo de recompensa, premio, alabanza, nota...)

Una vez vemos la importancia de distinguir estos dos tipos de motivación, nos daremos cuenta que la motivación extrínseca (la que alguien desde fuera provoca) anula o disminuye nuestra motivación intrínseca. Cuanto más se quiere motivar (forzar, obligar...) a alguien para que haga algo menos motivación intrínseca (interés autentico) se consigue. Cuando se le ofrece un incentivo o una recompensa a alguien para que haga algo (lo que nosotros queremos) lo que se suele conseguir no es precisamente lo deseado (que muestre interés) si no que lo que se consigue es que pierda interés por esa actividad al ser impuesta.

Los niños no necesitan ser recompensados para aprender. El deseo de aprender y saber es algo innato y natural. Lo menos que podemos hacer es no ahogarles ese deseo intentando motivarles con tecnicas manipulativas. Los niños aprenden más y mejor cuando están interesados en aquello que quieren aprender. Ellos tienen una predisposición natural para sacar el mayor sentido (comprender, entender...) todo lo que les rodea. Nacen con curiosidad por saber. El control y la autoridad mata la motivación y el interés.

Un niño que necesita recompensas o castigos para aprender o para hacer algo..., es el reflejo de cuanto ha sido controlado por recompensas y castigos en un pasado. Tenemos que desaprender (sacarnos de la cabeza, olvidar...) que un niño sólo aprende si se le obliga, fuerza, o motiva desde fuera. ¿Cómo? . Acompañándoles en sus intereses e inquietudes y no focalizar nuestra atención en "cómo" de bien lo hace si no en "qué" es lo que esta haciendo. También podemos mostrarle al niño el mundo tal y como es para que él solito vaya viendo todas las cosas en que uno puede llegar a interesarse. Como mejor se aprende es haciendo cosas que nos gusten y viendo a los demás haciendo, también, cosas que les gusten e interesen y viviendo una vida que también nos guste. Si un niño esta interesado en lo que hace lo hace mejor y por más tiempo.

La forma en que aprenden es viviendo un día tras otro, consiguiendo lo que necesitan para el momento de ahora. Y día a día, viviendo cada momento, han llegado hasta donde están ahora.

Jugando es como los niños están diseñados para explorar el mundo y aprender en y de el. Jugar es su estado natural. O hasta que algún adulto viene y lo estropea todo intentando imponer formas de aprendizaje anti-naturales. Y como son anti-naturales son difíciles, duras y aburridas para los niños.

La única motivación real es la intrínseca (autentica y única en cada individuo). Todas las demás formas de motivación extrínseca no son más que estrategias para conseguir que otra persona haga lo que nosotros queremos que haga.


NOTA: Pinchando aquí me podéis escuchar hablar sobre aprendizaje autónomo (unschooling) y nuestra experiencia.

Entrevista sobre Educación Autónoma.

Aquí os dejo esta entrevista en Radio Euskadi sobre el Homeschooling. Un dato a destacar es que ambos entrevistados (Laura Mascaró y Sergio Savedra) practican el aprendizaje autónomo: sin horarios ni curriculum. A mi, personalmente, me ha gustado mucho. La entrevistadora estaba bastante bien informada y mostraba mucho interés y respeto por esta opción educativa.

http://www.eitb.com/es/audios/detalle/821463/audio--educacion-casa-ir-escuela/

martes, 24 de enero de 2012

VISITA DE KRISTY ( una mamá unschooler ) y sus 4 hijos.

 
Hace un par de meses recibimos en casa a Kristy y a sus 4 hijos adoptivos. Kristy es una madre soltera unschooler de 32 años de Canadá. La conocimos en Inglaterra en el festival de Homeschoolers Hesfes. Me quedé prendada con su experiencia y vida.
 
 
Esta haciendo un tour por Europa durante un año en caravana. De hecho ella no sabía nada sobre este festival pero en el ferry de Calais a Dover conoció a una familia (la cual luego en la acampada también conocimos nosotros) que sí iba a ese festival y se lo comentó por si le apetecía ir. Como su vida en ese momento era vivida al día, al momento, casi diría yo, al minuto o incluso al segundo, pues no se lo pensó mucho y allí se presentó con sus 4 hijos.
 
 
 
Nosotros la conocimos a través de Bea (la mamá con la cual habló en el ferry). Ella (Bea) estaba en una tienda cerca de la nuestra con sus 2 hijos y 3 familias más de Sheffield. Me hablo de Kristy y al día siguiente me la presentó. Sus hijos y los nuestros en seguida congeniaron y nosotras también. Mientras los niños jugaban nosotras nos contábamos nuestras vidas. Esa semana fue maravillosa.
 
 
En Canadá ella era una madre de acogida. Desde los 22 años hasta los 32 de ahora, había acogido más de 30 niños (no todos a la vez, claro). Los 4 que tenía adoptados no tuvieron la suerte de poder volver con sus familias así que los adoptó ( no todos a la vez, claro). La mayor, Kenasia, tiene 12 años (en realidad parece mucho mayor), luego viene Joshua de 5 y Zachary de 4 y la pequeña Jada de 2. Al estar viajando por Europa en Caravana le dijimos que cuando pasara por España si les apetecía podrían pasar unos días en casa y descansar. Y eso es exactamente lo que hicieron y nosotros encantadísimos.
 
 
Imaginaros el caos en casa. 7 niños y dos mamás. Ha sido una de las experiencias más bonitas, humanas y enriquecedoras que he vivido. Aprendí mucho de ella en tan sólo 3 días. Estuvimos hablando mucho sobre temas de crianza respetuosa y sobre el aprendizaje autónomo. Daba gusto ver como trataba a sus hijos. Tan respetuosa, comprensiva... Hacen falta más mamás como ella. Ella es otra de las pocas personas con las que yo pude ser yo misma y sentirme agustísimo. Esta experiencia me ha ayudado a acercarme más a la mamá, mujer, persona... que deseo ser.
 
 

KEN ROBINSON . La creatividad.

En tan sólo 19 minutos Ken Robinson nos hace una fabulosa y graciosa charla sobre la importancia del arte y todo lo creativo en general en la vida de los niños.

http://youtu.be/nPB-41q97zg

sábado, 21 de enero de 2012

KEN ROBINSON y la escuela de hoy.

Ken Robinson resume estupendamente, en sólo 11 minutos, lo que se pretende con el actual sistema educativo.

http://youtu.be/AZ3JmuaUrxs

FILOSOFÍA de una madre que educa en casa.

Personalmente, me encantó el relato de esta mamá. Esto se publicó en Crecer sin Escuela en 2004.

Crecer Sin Escuela

Cuando hablamos de la no-escolarizacion utilizamos distintos términos como: "escuela en casa", "educación en casa", "aprender en casa" o "crecer sin escuela". Empleamos estos conceptos como si fueran la misma cosa. Muchas veces, creo que lo hacemos sin pensar en lo que de verdad significan, y sin darnos cuenta que son conceptos muy diferentes.

Entonces ¿Qué significa "Escuela en casa"? La imagen que a la mayoría de nosotros nos viene a la mente suele ser, justamente, la de una escuela en la casa. En esta escuela se utilizarían los mismos libros de texto, se exigiría a los niños aprender determinadas materias, a determinadas edades y, en vez de profesores profesionales, los padres serían los que se ocuparían de la enseñanza de sus hijos. Muchas veces, sólo conocemos este modelo y, por esta razón, lo utilizamos cuando comenzamos nuestra andadura como padres de niños no-escolarizados.

Pero, bastante pronto, los padres solemos llegar a la conclusión de que esto de la escuela en casa no funciona, porque, realmente, no queríamos la escuela, ni siquiera la escuela en casa. Entonces optamos por la "educación en casa". Es educación, no escuela. Y la palabra educación es mucho más amplia: puede ser una educación muy diferente a la de la escuela. Son los padres, y no la escuela, quienes deciden qué valores y qué conocimientos desean para sus hijos y la educación resulta más flexible e individualizada.

En la escuela, es el plan de estudios y los profesores quienes deciden lo que los niños tienen que aprender, cómo lo tienen que aprender, con quién, con qué y cuándo. Consideran que el niño es como una taza vacía, que hay que llenar de conocimientos, y que hay que educar para que sea un ser sociable. Educación o escuela en casa parten del mismo concepto, con la diferencia de que, en casa, el niño tiene más libertad de decidir cómo quiere aprender, su educación es más individualizada y hay que dedicar mucho menos tiempo a las tareas "escolares". Pero son los adultos quienes deciden lo que hay que aprender y cuándo.

A muchos de nosotros tampoco nos gusta la idea de "educar en casa" y preferimos llamarlo "aprender en casa", que es otra cosa completamente diferente. Aquí el niño, el que aprende, es el sujeto. Aprender es lo importante, y aprender puedes hacerlo sin que nadie te enseñe, y puede ser el mismo niño quien decide lo que quiere aprender, cómo y cuándo. Parte de una filosofía diferente sobre el aprendizaje y sobre la vida. El niño es como una planta pequeña, que crecerá hasta llegar a ser un árbol. Uno será un manzano, otra una palmera, otro un castaño... El papel de los que están a su alrededor es darles el espacio suficiente para poder crecer y desarrollarse a su manera y según su potencial.

El concepto "aprender en casa" tiene una limitación y nosotros hemos preferido llamarlo "crecer sin escuela". Y lo hemos hecho porque tampoco queríamos limitarlo a la casa, ya que no se aprende únicamente en casa. Aprender es algo que hacemos siempre, en todos los sitios, a todas las horas del día, de forma individual y a todas las edades.

En nuestra sociedad se piensa que para aprender algo, esto debe ser enseñado, por lo menos a partir de los 6 años. Porque, los niños pequeños aprenden muchísimas cosas sin que se las enseñemos. Creo que estamos de acuerdo en esto, pero, cuando llegan a los 6 años les enviamos a la escuela y les tratamos como si hubieran perdido esa capacidad de aprender por sí mismos y necesitaran ser enseñados para poder aprender las cosas.

Cuando son pequeños aprenden a hablar, que es una cosa complicadísima. Hablar es mucho más que usar la boca y la lengua para hacer distintos sonidos. Luego tienen que aprender el idioma, que no es tarea fácil, lo puedo garantizar yo misma que he aprendido el castellano siendo adulta, y todavía me queda mucho para hablarlo bien. No enseñamos a nuestros hijos a hablar, simplemente hablamos con ellos y hablamos entre nosotros ¡Creo que nadie habla con sus hijos para enseñarles a hablar! Hablamos con ellos porque estamos enamorados de ellos y hablar es una parte de la comunicación que tenemos con ellos.

Aprender a andar es también un proceso muy complejo, como podrían contarnos las personas adultas que han tenido que aprender de nuevo a andar después de un accidente. Pero los pequeños lo hacen solos.

También aprenden un montón de otras cosas, porque la esencia de la naturaleza humana es ser curioso, querer saber cómo funcionan las cosas, querer entender el mundo a tu alrededor. Quieren explorar el mundo, quieren dominarlo y quieren cambiarlo.

Los niños dedican bastante tiempo a observar. Nos observan a nosotros, los adultos, y nos imitan. Observan la naturaleza y todo lo que hay en su alrededor. Lo van tocando, probando, para ver lo que sucede. Preguntan, piensan, preguntan de nuevo, prueban de nuevo y, entonces reflexionan, hacen otra cosa y vuelven a preguntar. Cada cual a su ritmo. Y a su manera.

Los que tenemos varios hijos sabemos que lo que le interesa a uno no le interesa al otro. Uno se despierta temprano y con mucha energía y el otro prefiere quedarse en la cama hasta muy tarde y tiene más energía por la noche. Preguntan cosas diferentes, sus reflexiones son diferentes.

Aprender a leer por ejemplo: Si les dejamos, podemos ver que cada niño busca su propio método. Algunos aprenden mientras les leen, memorizan las historias y, al fin las leen. Otros aprenden con las cajas de los cereales, los carteles de la calle... Algunos aprenden los sonidos de las letras, otros de las sílabas, otros de palabras completas. Hay niños que aprenden a leer a los 4 años por sí mismos y otros a los 12 años.

Y aprenden a andar. Cada uno lo hace cuando está listo para hacerlo. Algunos antes de un año, otros al año y medio, incluso más tarde. Hay una tendencia en nuestra sociedad a pensar que es mejor aprender pronto a andar, a hablar, a comer solo, a dejar los pañales, etc. Pero en general se entiende que es algo individual y que no pasa nada si uno tarda un poco más que otro.

Pero cuando el niño llega a la edad escolar, se acaba esto. En la escuela se piensa que los niños, a una cierta edad tienen que saber ciertas cosas. En las familias con niños no escolarizados hay más flexibilidad, no es tan estricto, pero también allí sucede que los padres se ponen nerviosos cuando el niño de 9 años todavía no sabe leer.

En nuestra sociedad se sobrevalora el aprendizaje intelectual, y un aprendizaje intelectual a una edad temprana. Como nosotros, padres y madres que dejamos a nuestros hijos crecer sin escuela, hemos ido a la escuela, hemos mamado esta manera de pensar y, a veces nos cuesta aceptar que nuestros hijos pasen todo el día jugando, y jugando, y jugando... en el fondo, nos pondríamos más contentos si se sentaran con un libro.

Pero, su juego es importante, es serio, muy serio. Allí no deberíamos meternos, si ellos no lo piden, porque el riesgo es que lo vamos a estropear, que queramos hacer algo más "educativo". Lo mejor es simplemente observar. Observar cómo hacen sus propias reglas y normas. Observar como focalizan toda su atención en la tarea que tienen entre manos, sin importarles las limitaciones, sin prisa. Observar que, mientras están jugando, están demasiado ocupados para comer o descansar.

Hay niños que pasan todo el día jugando con el Lego, construyendo máquinas, vehículos, edificios, a veces mirando las instrucciones para construir alguna cosa, otras veces inventándolo. Así pasan horas y horas, días y días. Mi hija, pasaba días, semanas, incluso meses preparando una coreografía para "Las Cuatro Estaciones" de Vivaldi. Otra niña se pasa el día pintando. Otro niño jugando al fútbol o cocinando. Todos los días, durante años.

No están haciendo trabajo escolar, pero tienen la posibilidad de dar todo de sí mismos, en aquello que les interesa, y cuando sean adultos pueden hacer lo mismo, porque han aprendido a concentrarse en algo y no dejarlo escapar. Han aprendido el valor de la libertad de perseguir sus propios intereses y han sido felices. Los intereses normalmente cambian, pero siempre pondrán el mismo interés y esfuerzo en cualquier cosa que hagan.

Si los niños hacen estas cosas cuando tienen 4 ó 5 años, todos lo vemos bien. Pero, cuando tienen 10 ó 15 años, seguramente escucharemos a la gente quejarse diciendo que les dejamos demasiado libres, y que como los niños por naturaleza son vagos, siempre van a hacer lo que es más fácil y nunca van a aprender lo que hay que aprender (las cosas que se aprenden en el colegio). ¿Son vagos los niños? Los niños que están forzados a hacer cosas que no les interesan y que no tienen sentido para ellos, se pueden resistir e intentar todo para no tener que hacerlo. Tal vez es esto lo que se interpreta como "ser vagos". Pero yo lo llamaría estar de huelga, que es otra cosa. Y si observamos a los niños cuando están haciendo lo que les interesa, lo que menos se puede decir es que son vagos. Si observamos un niño pequeño que está intentando andar, para nada es vago. Sería mucho más cómodo seguir tumbado, en vez de luchar para ponerse de pie, caer y levantarse de nuevo, caer de nuevo, hacerse daño, intentar de nuevo, etc. En sus juegos, los niños no son vagos, muchas veces intentan justamente lo que es difícil, lo que requiere mucho esfuerzo, lo que es un reto.

El otro día estaba recogiendo castañas con mi hija. Yo cogía solamente las que ya estaban fuera de la cáscara, pero ella se empeñó en recoger las que todavía estaban dentro de una cáscara cerrada, inventando varias maneras de hacerlo, investigando las cáscaras por fuera y por dentro y pinchándose mucho. Quien eligió lo fácil fui yo, no ella. Y si, en vez de querer cambiar la manera en que los niños hacen lo que hacen, les observamos podemos ver que de vagos nada.

Cuando los niños tienen la libertad de crecer sin escuela, no piensan que esto es matemáticas, esto es lenguaje, esto es ciencias. Su vida no está dividida en asignaturas. Muchas veces, ni se dan cuenta que están aprendiendo, porque no es su meta. Quieren saber algo, no quieren aprender por aprender. Hemos tenido muchos periodistas en casa, y una pregunta típica a mis hijos fue "¿Cómo aprendes en casa?" Mis hijos ponían unas caras de tontos, diciendo que no, no aprendían nada. "¿Pero qué hacéis en casa todo el día?" "Dormimos mucho, comemos bien y lo pasamos bien", contestaban. Al principio me daba vergüenza, y para la próxima entrevista trataba de enseñarles cómo explicar lo que hacían en casa, en términos de aprendizaje. No funcionó. Ponían igual cara de no entender la pregunta. Y hoy día, se lo agradezco, porque he aprendido que, para ellos, esta terminología no significaba nada, ellos no estaban aprendiendo en casa, estaban simplemente viviendo sus vidas felices. Aprendí que nos tocaba a nosotros, los padres, traducir a los demás lo que hacían nuestros hijos, en términos que los demás podían entender: historia, geografía, matemáticas, etc.

Cuando los niños aprenden libremente, no se puede evaluar su proceso desde fuera, no se puede hacer exámenes cada año para ver si se desarrollan según su edad. No necesitan evaluaciones de fuera, ellos establecen sus propias metas, tienen sus propios patrones de medida y no están luchando por la aprobación de los adultos. Sería completamente contraproducente presionarles a producir algo para tranquilizar o otros (padres,vecinos, abuelos, asistentes sociales...) Como el desarrollo es tan individual y los intereses también, simplemente no se puede medir. El otro día vi a un señor mayor subir el Mulhacén, y pude ver su cara de contento, porque logró hacer algo que era un reto para él, y no necesitaba ninguna aprobación de nadie. Eso me recordaba lo que tantísimas veces he visto: esas caras tan contentas en los niños que han podido hacer algo que llevaban tiempo intentando hacer (andar tres pasos, construir una caja, hacer una tarta, multiplicar 8 por 8, tocar una pieza difícil en su instrumento, etc.).

¿Cuál es nuestro papel como padres? Dejar a nuestros hijos vivir sus propias vidas, dejarles libres para utilizar sus mentes, para pensar sus propios pensamientos, no significa abandonarles, significa estar mucho con ellos, responder sus preguntas, dar nuestras opiniones, hablar con ellos, proporcionar herramientas y oportunidades cuando son requeridas. Y creo que esto se facilita si los padres tienen una vida interesante, con ganas de aprender y desarrollarse, y están allí cuando a los niños les hace falta algo. La verdad es que todo es bastante fácil cuando, al fin, podemos liberarnos de la manía de educar a los niños. El proceso de liberarse de esta manía a veces es largo y duro. Yo todavía estoy en ello.

Cuando los niños tienen la libertad de poder dedicarse a sus intereses, disponer de su día libremente, hacer las preguntas que surgen de su interior, no hacer nada cuando les da la gana; cuando pueden estar con personas de todas las edades y también estar solos, aprenden. Aprenden solos, de otros, de los libros, de sus errores, de los fracasos, crecen como personas. Viviendo en este mundo, inevitablemente van a aprender a leer, escribir y contar, de esto no tenemos que preocuparnos. Y como adultos van a ser felices, entusiastas, tolerantes, confiados en sí mismos, flexibles, creativos, individualmente distintos, personas que sabrán cuáles son sus talentos e intereses y que disfrutarán desarrollándolos.
-Bippan
Artículo publicado en Boletín Crecer Sin Escuela número 14, enero 200

http://www.crecersinescuela.org/filosof%C3%ADa

Desmontando a Darwin. Entrevista a Máximo Sandín.

http://vimeo.com/10330767

Máximo Sandín es Doctor en Ciencias Biólogicas y en Bioantropología, y ejerce como profesor de Evolución Humana y Ecología en el Departamento de Biología de la Universidad Autonoma de Madrid.

Según él, el darwinismo se ha convertido en una especie de religión, en una justificación del sistema económico vigente. La teoría de "La Selección Natural" por la cual los más fuertes son los más aptos y los únicos que deben sobrevivir, justifica la creencia de que debemos vivir constantemente en competencia. Para Sandín, la naturaleza es algo de una enorme armonía donde no hay basura en los genomas ni virus o bacterias asesinos.

jueves, 19 de enero de 2012

Entrevista sobre Unschooling.

Aquí esta la entrevista que Juan de RadioSchooling me hizo mientras paseábamos por el parque de la Ciutadella. Desde aquí le mando un saludo y le doy las gracias por hacer el Unschooling más visible y posible.

Para quien le interese más información o se plantee cambios

http://radioschooling.wordpress.com/2012/01/18/unschooling-con-yvonne-laborda/#comments

¿Qué es y cómo funciona el unschooling?

¿Qué es y cómo funciona el Unschooling?
Unschooling es aprendizaje natural o autónomo. Nadie dirige al niño desde fuera para introducirle conceptos académicos en su cabecita a no ser que sea él mismo quién muestre interés por algo en concreto o lo necesite. Los niños no son recipientes vacíos los cuales hay que llenar. Solemos pensar que para aprender tiene que haber alguien que enseñe. Querer enseñar algo a alguien no es suficiente para que esa persona lo aprenda. Con suerte lo podrá memorizar o recitar. Para poder aprender de verdad algo y poder interiorizarlo, comprenderlo y no olvidarlo nos hace falta pasión, interés, motivación intrínseca, curiosidad o necesidad. El verdadero motor del aprendizaje es la curiosidad y la motivación intrínseca y no el hecho de que alguien decida qué se debe aprende, cuándo y a qué ritmo. Ayudar a aprender no es lo mismo que querer enseñar. El que quiere, desea o necesita aprender es el protagonista en este caso y no el que pretende enseñar. Unschooling es respetar los procesos naturales de aprendizaje de los niños y sobre todo su ritmo intelectual y emocional. Un ejemplo de aprendizaje natural o autónomo sería la forma en que aprenden a hablar su lengua materna. Los niños absorben el modo en que su madre y demás adultos utilizan dicha lengua. Estando expuestos a ella es como la aprenden, por inmersión, no por que nadie se la esté enseñando. Hablar es la herramienta que utilizan para poder comunicarse y obtener lo que quieren o necesitan. Antes de poder hablar utilizaban el llanto, los gestos, el lenguaje corporal y ciertos sonidos. Cuando aprenden a hablar no están pensando: "voy a practicar un poco más a ver si mañana me sale mejor". Hablar es la herramienta que el niño necesita para comunicarse con las demás personas.
Las asignaturas que se enseñan en las escuelas no son más que herramientas las cuales algún día quizás necesitemos para obtener la información que queramos o nos interese. Si una persona en la vida real esta leyendo un libro o viendo una película ambientada en la Edad Media o en cualquier otra época y quiere saber más sobre esa gente y cómo vivía pues entonces leerá algo de historia. La historia nos sirve para dar respuesta a nuestras preguntas sobre qué ocurrió en un pasado o cómo era la gente de entonces. En la escuela se enseña al revés, primero dan las herramientas antes de que el niño/a tenga una razón o el deseo de utilizarlas.
Escribir es la herramienta que necesitamos para hablar sobre papel o sobre una pantalla. Primero hay que querer o necesitar decir algo y luego hay que tener a alguien a quien poder o querer decírselo. Sino escribir no tiene mucho sentido, ¿verdad? Aprender y querer aprender son inseparables. Aprender a escribir es cuestión de días, semanas, meses y aun que se tarde más se estará disfrutando aprendiendo por que el niño/a lo desea, lo pide, le interesa, quiere y le encanta ver como va progresando y viendo que cada día necesita menos la ayuda de mamá o papá. Aprender es el efecto secundario de tener motivación intrínseca, curiosidad, interés o necesidad. Enseñar a escribir a un niño antes de que muestre el menor interés por la escritura es también enseñarle que escribir es algo que debe hacer aun que no quiera, que es aburrido, difícil y pesado.
¿Qué necesidad hay de enseñar algo a un niño que aun no ha pedido, ni necesita, ni quiere, ni ha mostrado ningún interés si tarde o temprano va aprenderlo de igual modo en su momento y con mucho más interés?
Unschooling es confiar y saber esperar ya que ese momento llegará. Ellos saben mejor que nadie lo que necesitan aprender para conseguir lo que quieren saber y los padres y demás adultos deberíamos estar para darles, mostrarles, facilitarles y si es necesario enseñarles todas las herramientas necesarias para ese fin.
Leer es otra herramienta para obtener la información que deseamos. Todos esos signos-letras dicen algo y también llega el momento en que un niño quiere empezar a descifrarlos. Si esta rodeado de personas (tanto adultos como de otros niños) que leen y escriben y que le leen a él con entusiasmo, el niño, tarde o temprano, también querrá hacerlo del mismo modo que quiso hablar.
Las matemáticas también son otra herramienta muy útil para medir, comparar, añadir (sumar-multiplicar), repartir (dividir). Las mates vivenciales usando materiales concretos en vez de simplemente fichas siempre serán mucho más divertidas.
Simplemente viviendo conscientemente se aprenden montones de cosas. No hay un lugar especifico donde se aprende y otro donde se vive. Aprendemos viviendo y vivimos aprendiendo de todo lo que nos rodea aun que no nos demos cuenta de ello. No es posible no aprender. Dejemos que surja la necesidad o el interés y lo demás viene solo. ¿Cuantos recordamos como se hace una raíz cuadrada? Yo ahora mismo no sabría por donde empezar. Y de los que sí recordáis como se hace, ¿cuantos sabéis para que sirve? Yo sí sé para que sirve por que mi pareja me lo explicó hace un tiempo cuando un día le comenté que la raíz cuadrada, en mi opinión, no servía para mucho. Cual fue mi sorpresa al averiguar que sí me podía ser útil si algún día quería saber como calcular la distancia que hay de un valle hasta la cima de un monte, por ejemplo, o la pendiente de un edificio o rampa... Nadie me dijo eso cuando me hacían hacer esas aburridas e interminables hojas llenas de raíces cuadradas. Otra vez enseñando una herramienta antes de ni siquiera saber qué hacer con ella. No obstante aprobé aquel examen. Eso era lo importante y lo que contaba. No era importante si a mi me interesaban o si sabía qué hacer con todas aquellas raíces cuadradas.
Como dijo John Taylor Gatto: "Los niños no aprenden de la forma en que se enseña en las escuelas. No aprenden obedeciendo ordenes y respondiendo a preguntas si no que aprenden haciendo ellos las preguntas." Las respuestas no son lo importante a mi entender. Lo importante es hacer las preguntas. Cualquier persona es capaz de buscar y encontrar una respuesta. Pero si no somos nosotros los que hacemos la pregunta poco nos interesará la respuesta por consiguiente por poco tiempo la recordaremos. Yo en el cole tenía la suerte de recordar y memorizar lo que me obligaban a aprender el tiempo suficiente como para poder responder lo que me pedían en los exámenes pero, a menos que me interesará mucho, lo olvidaba pronto. John Holt dijo: "Muy poco de lo que se enseña en las escuelas se aprende, muy poco de lo que se aprende se recuerda, y por último, muy poco de lo que se recuerda se usa". La escuela pretende y quiere meter pedazos de información (datos) sobre el mundo en que vivimos dentro de las cabecitas de los niños. Cosa que no siempre logra. Unschooling es permitir que los niños elijan, cojan, pidan lo que necesitan y quieren saber sobre como funciona este mundo y la gente que en el vive.
La forma en que mejor funciona el Unschooling es mostrándoles el mundo tal y como es de verdad, no sólo una parte de el, llevándolos con nosotros, viviendo las experiencias en primera persona y no explicadas por terceros, haciendo cosas interesantes con ellos, yendo a sitios interesantes, intentar ser nosotros personas interesantes, conociendo a personas, también, interesantes... ver que hay muchas formas de vivir una misma vida, conocer a gente que vive, come, piensa, viste, habla, educa, enseña, cría... de una forma totalmente diferente a la nuestra, aceptar que esas diferencias existen y darles la libertad para que puedan ver todo lo que a uno le puede llegar a interesar.
En definitiva, permitirles llegar a ser quienes han venido a ser.

¿Cómo sé que aprenderán todo lo que necesitaran en un futuro?

Si pensamos que lo que aprendemos y su utilidad no van de la mano, entonces esa preocupación es legítima.
La escuela nos hace tener la impresión de que hay muchos conocimientos desconectados de su utilidad. Se enseñan las cosas fuera de contexto. No viviendo la vida si no fuera de ella. Parece que sólo se puede aprender mates haciendo problemas sobre papel. Los cuales no nos sirven para nada ya que no teníamos ninguna inquietud, necesidad ni interés por saber el resultado. Los hicimos por que nos los mandaron. Debíamos hacerlos. Su utilidad no es visible de esta forma. No nos son útiles. También parece que la única manera de aprender historia es empezando por el principio hasta el día de hoy.
Si vivimos como si la escuela no existiera, iremos aprendiendo mucho de todo aquello en lo que realmente estamos interesados. Si un día quieren ser veterinarios, escritores, agricultores, cantantes, bailarines, nadadores, biólogos, artistas, carpinteros, arquitectos, cocineros, malabaristas, doctores... ya aprenderán lo que les haga falta con tal de llegar a hacer y ser la persona que desan ser. Estarán preparados para entender y saber que para ser arquitecto hay que estudiar y saber mucho de números. Lo harán y buscarán la forma de conseguir aprender eso que necesitan. ¿Cómo podemos saber hoy lo que realmente van a necesitar dentro de 5, 10 o 15 años? La información va cambiando de año en año. Mucho de lo que yo estudié en la escuela ya no lo dan o lo explican de otro modo. En 5 años seguro habrán muchas más carreras universitarias en donde poder escoger. Y si no necesita ir nunca al instituto o a la universidad por que monta su propio negocio, o se hace músico, tenista, atleta, carpintero, albañil, pintor, informático, escultor, voluntario de una ONG, vive en el monte de una forma auto-suficiente (poco de lo que se aprende en la escuela le serviría para eso), político, modelo, comerciante, coach, profesor de yoga o de taichi, empresario, limpiador, diseñador, monitor de aerobic, taxista, portero, DJ, profesor (yo fui profesora de inglés durante 15 años sin haber ido nunca a la universidad más que para hacer exámenes por libre). La lista de profesiones que no necesitan de titulación académica podría seguir. Otra opción podría ser "The Open University". Sólo se necesita tener 16 años (en casos excepcionales hasta 12) y hacer un examen de ingreso para la carrera que se desee. No piden nada más. Según la carrera, los conocimientos para el examen de ingreso serán distintos, lógicamente. Cualquiera que este interesado en estudiar una carrera podrá prepararse para ese examen. Conozco a adolescentes y adultos que con 6 meses o 1 año han podido tener los conocimientos necesarios para ingresar.
Cuando se aprende viviendo la vida día a día satisfaciendo las necesidades del ahora las asignaturas no serán más que herramientas que escogeremos y usaremos cuando las necesitemos. Para aprender cómo funcionan hay que usarlas.
No hay ninguna razón para no usar la ciencia cuando hay tantas cosas maravillosas en este mundo y un niño esta tan lleno de curiosidad. No se parecerá a la ciencia que se hace en la escuela, pero será ciencia de verdad, observando, preguntando, teorizando cuál podría ser la causa. Por qué no íbamos a usar la historia si el pasado esta lleno de personajes, lugares y eventos interesantes.


NOTA: Pinchando aquí podéis escucharme hablar sobre aprendizaje autónomo (unschooling) y nuestra experiencia personal.

martes, 17 de enero de 2012

The Daily Groove - Scott Noelle.

THE DAILY GROOVE ~ by Scott Noelle
www.enjoyparenting.com/dailygroove


:: The Canary In the Coal Mine ::
Long ago, miners avoided death by bringing canaries
into the coal mines. The sensitive songbirds would
react to small amounts of toxic gases, thereby
alerting the miners to the invisible danger.
In a way, our children provide a similar service.
We've been so conditioned to tolerate stress that we
often fail to seek relief from it, but our sensitive
children have no such tolerance. They often feel
*our* stress before *we* do!
So when your child seems particularly irritable and
reactive, it's a good idea to ask yourself whether
s/he might be reflecting *your* stress. Check in
with your body and emotions, and let yourself *feel*
what's there.
Seek the fresh air of soothing, stress-free
thoughts, and then bless your child for keeping you
in touch with your Inner Guidance.

domingo, 15 de enero de 2012

Documentales sobre salud.

Para nosotros la salud es un tema muy importante. No comemos ningún producto animal ni lácteos de vaca. Sabemos lo importante que es comer productos ecológicos y locales. No consumimos productos refinados como el azúcar blanco, arroz blanco... Somos muy conscientes que para estar sano y mantener la salud hay que cuidar mucho lo que se come y también estar en paz con uno mismo. Las emociones también nos enferman. No soy experta en salud ni nutrición ni medicina natural. Llevo muchos años informándome y estudiando sobre todos estos temas y quiero compartir vídeos, documentales, películas, artículos... que a nosotros nos han cambiado, ayudado, despertado...

Charla de Karmelo Bizkarra. Habla sobre la alimentación vegetariana.

En la siguiente charla expone las ventajas de una alimentación vegetariana con naturalidad y buen humor. Es mejor ver el vídeo que las explicaciones que pueda poner yo.

Documental sobre la terapia Gerson ( basada en frutas y verduras crudas ) para la curación del cáncer y otras "enfermedades degenerativas incurables" por la medicina tradicional visto desde la perspectiva de un homeschooler de 15 años de edad. Este joven hace un estudio impresionante. Nos hablará del cáncer, del espartamo, de los aditivos, de los empastes dentales...

El documental embarca al protagonista en una serie de viajes, en los que diversos personajes otorgan distintos puntos de vista, ya sean referentes a la terapia en sí o a la medicina ortodoxa, abriendo una puerta a las realidades que la sociedad moderna nos permite o no conocer. Somos lo que comemos..."Que la comida sea tu medicina, y que la medicina sea tu comida" (Hipócrates, 460-370 AC).

Año: 2008
Duración: 93 min
País: Estados Unidos.
Dirección: Steve Kroschel.
Reparto: Charlotte Gerson, Jay Kordich, Garrett Kroschel, Joyce Riley, Howard Strauss.
Productora: Kroschel Films.

jueves, 12 de enero de 2012

Mi gran maestro: JOHN HOLT.

No puedo más que hablar maravillas de este señor. Si tuviera la oportunidad de pasar un día entero hablando con quien yo quisiera, él sería la persona elegida y luego sin duda sería Alice Miller (en otra ocasión ya hablaré de ella). Oí su nombre por primera vez (mejor dicho leí el nombre de John Holt sobre papel) en el primero de los cinco libros que leí de Rebeca Wild : " Educar para ser", "Libertad y Limites", "Calidad de Vida", " Ser para educar" y "Experiencias en una escuela activa". Aquí podéis encontrar sus libros.
John Holt nació en New York en 1923. Durante la guerra sirvió a la armada en U.S.A. Después de la guerra trabajó en varios puestos governamentales, finalmente como Director Ejecutivo en ( no sé traducirlo) the New York State branch of the United World Federalists. Más tarde enseñó en varios colegios en Colorado y Massachusetts. También fue conferenciante y profesor en Harvard Graduate School of Education y the University of California en Berkeley. El fue el portavoz líder de todo el movimiento home-schooling. El fue quien le dio nombre al  Unschooling. John Holt quiso usar una palabra distinta de homeschooling para expresar lo que el llevaba años diciendo y viendo. El decía que homeschooling era una representación en miniatura de lo que en la escuela se hacía. Era una forma de llevar la escuela a casa. El usó la palabra Unschooling para decir que los niños pueden aprender de formas muy significativas, las cuales no se parecen en nada a como se aprende en una escuela y que no solamente ese aprendizaje tiene lugar en el hogar.
Para nosotros él ha sido todo un referente. Después de leer " Cómo aprenden los niños y adolescentes", mi forma de ver la educación dio un giro de 180 grados. Yo fui profesora de inglés durante 15 años. Ahora me dedico a aprender todo aquello que me apasiona de una forma autodidacta y lo aprendo en compañía de mis 3 hijos. Nos encanta poder compartir todas nuestra pasiones los unos con los otros. También les ayudo a ellos a aprender todo aquello que quieren y desean saber, que no es poco. John Holt ha escrito 14 libros  de los cuales he leído solo 6. Aun podré tener el placer de seguir leyendole. Aquí se pueden encontrar todos sus libros en diferentes lenguas y de segunda mano. Uno de los que más me gustó fue: " How Children fail". En este libro él explica muchos de los motivos (errores que cometemos los adultos enseñantes) por los cuales los niños no aprenden lo que se les enseña o lo aprenden por poco tiempo (memorizan) . También llegamos a la conclusión de como les quitamos esas ganas de saber y aprender con la que todo niño nace. Sin quererlo a veces les enseñamos que aprender es aburrido, pesado, difícil, obligatorio... cuando en realidad es algo que hacemos sin darnos cuenta. Aprendemos siempre de todo y de todos. No hay un sitio para aprender y otro para hacer todo lo demás.  De todo lo demás es de donde salen nuestros intereses. Aquí os dejo todo esto de John Holt por si a alguien le apetece aprender de él.
"Después del derecho mismo de la vida, el más fundamental de todos los derechos humanos es el derecho a controlar nuestra propiamente mente y nuestros pensamientos". (John Holt)
"Usted no puede tener libertad humana, ni el sentido de la singularidad, dignidad y el valor de la persona en la que aquella debe apoyarse, si se le da a algún otro el derecho para decirle a los demás qué es lo que estos deben aprender o saber". (John Holt)
"El niño ve palabras escritas en todo su alrededor, ve que los mayores miran esas palabras, las usan y sacan de ellas un significado. Esas palabras hacen que sucedan cosas. Un día (si le damos la oportunidad) decide que quiere averiguar lo que esas palabras dicen y significan y quiere saber si puede hacerlo. En ese instante, y con esa decisión, empieza a leer. No a aprender a leer, sino a leer". (John Holt) 

miércoles, 11 de enero de 2012

Puzzles que dan mucho juego.



Ayer Urtzi, después de mucho tiempo sin usarlo, cogió el puzzle de Europa y se puso en el suelo a desmontarlo y hacerlo. Ainara, al verlo, cogió el del los continentes y se puso a su lado. Estos materiales los tenemos a la vista y los tienen a su alcance para cuando surja la necesidad.



 Me preguntarón algo sobre algún país (ahora no recuerdo exactamente el qué) y les puse la bola del mundo para poder comparar y verlo en redondo.



Aquí el de los continentes ya acabado. Nos dió algo de que hablar. Nosotros vivimos en España, Catalunya, lo cual esta en Europa. Un poco más al norte esta Francia donde vive una de mis tias. Más al norte esta Inglaterra, donde estuvimos el verano pasado. Nuestra amiga Andrea de Uruguay, lo cual esta en Sur America. El oso panda es de China, osea vive en Asia. Autralia es el país donde mamá (yo) viví de pequeña unos años. Eso esta en oceania y ... 


Naikari también se animó con el de los continentes.


Aquí Urtzi "peleandose" con los pequeños países de Europa. Nos costó un poco poder ponerlos todos. No llevan los nombres escritos.


Una vez terminado. Estos mapas los compramos aquí.


En la entrada de nuestra casa tenemos este mapa mundi, a pocos centimetros del suelo para que lo puedan ver ellos bién, desde hace ya algún tiempo y de vez en cuando se paran delante de el y empiezan a decir: aquí vivimos nosotros, aquí esta India, allí Estados Unidos, aquí hace mucho frío, allí calor... No siempre señalan en el lugar correcto pero ya van haciendo sus pequeñas conecsiones y ya van familiarizandose con nuevos conceptos.

lunes, 9 de enero de 2012

What is Unschooling? by Pat Farenga.


What Is Unschooling?
Unschooled, according to Merriam-Webster's dictionary, was first used in 1589 as an adjective meaning not schooled—untaught, untrained. It also has a second meaning of not artificial, natural—as in "an unschooled musician." John Holt coined unschooling as a noun and a verb in 1977 in the first issues of GWS.

"All John Holt meant to do with the word unschooling was to find a more expressive and expansive term than deschooling or homeschooling, both of which gave the impression of abolishing or creating miniature copies of conventional schooling in the home. Holt created the word unschooling to indicate that children can learn in significant ways that don't resemble school learning and that don't have to just take place at home.
However, now unschooling is also known as interest-driven, child-led, natural, organic, eclectic, or self-directed learning. Lately, the term "unschooling" has come to be associated with the type of homeschooling that doesn't use a fixed curriculum. When pressed, I define unschooling as allowing children as much freedom to learn in the world, as their parents can comfortably bear. The advantage of this method is that it doesn't require you, the parent, to become someone else, i.e. a professional teacher pouring knowledge into child-vessels on a planned basis. Instead you live and learn together, pursuing questions and interests as they arise and using conventional schooling on an on-demand basis, if at all. This is the way we learn before going to school and the way we learn when we leave school and enter the world of work. So, for instance, a young child's interest in hot rods can lead him to a study of how the engine works (science), how and when the car was built (history and business), who built and designed the car (biography), etc. Certainly these interests can lead to reading texts, taking courses, or doing projects, but the important difference is that these activities were chosen and engaged in freely by the learner. They were not dictated to the learner through curricular mandate to be done at a specific time and place, though parents with a more hands-on approach to unschooling certainly can influence and guide their children's choices.
Unschooling, for lack of a better term (until people start to accept living as part and parcel of learning), is the natural way to learn. However, this does not mean unschoolers do not take traditional classes or use curricular materials when the student, or parents and children together, decide that this is how they want to do it. Learning to read or do quadratic equations are not "natural" processes, but unschoolers nonetheless learn them when it makes sense to them to do so, not because they have reached a certain age or are compelled to do so by arbitrary authority. Therefore it isn't unusual to find unschoolers who are barely eight-years-old studying astronomy or who are ten-years-old and just learning to read."
Unschooling is not unparenting; freedom to learn is not license to do whatever you want. People find different ways and means to get comfortable with John Holt's ideas about children and learning and no one style of unschooling or parenting defines unschooling, as the following selection of books demonstrates. — PF

Aquí la pagina web de John Holt.

The Daily Groove - Scott Noelle.

THE DAILY GROOVE ~ by Scott Noelle
www.enjoyparenting.com/dailygroove


:: Your Emotional Guidance ::
Nature designed our bodies to feel *pleasure* when we
do things that are good for us and *pain* when we do
things that aren't. For example, eating feels good
when you're hungry, but it hurts when you're full.
Just as physical feelings are meant to guide us toward
physical well-being, *emotions* are a higher order of
feelings meant to guide us toward *spiritual*
well-being -- that is, to guide our thoughts.
When your thoughts are aligned with your Higher Self,
you feel pleasureful emotions like peace and love.
When your thoughts are out of alignment with your
Higher Self, you feel painful emotions like fear and
resentment.
Today, be mindful of your emotions and notice the
thoughts that accompany them. Tell yourself that
ALL emotions are good -- even the "negative" ones --
because they are there to guide you back to your Self.

Una muestra de nuestras manualidades.

Haciendo cositas con pastelina este verano en Aritzcuren.

"Naikari's body painting".

También en Aritzcuren, esta vez con barro.

Con maderitas de "kapla"

Usando barro reflectario blanco.

Con corchos de champán y de vino.

 Andreu les cortó estos restos de madera.

Dibujando al aire libre.

Acabando un regalo de cumpleaños para una amiguita. Pintando casita de madera y cuadrito de pasta de sal.

Cuadro de cartón y pastelina.

Un regalo de Navidad. Cuadro de "decopatch" y fieltro (marco de Urtzi y cosido por Ainara).

Otro regalo navideño.

Resultado final del cuadro.

Taller de manualidades navideñas con materiales reciclados. Adultos y niños juntos!

Árbol de Navidad hecho con una revista y flores de rollos de papel de water.

Urtzi cosiendo un bolsito que regaló el día de Reyes.

Resultado final.

Otro regalo de Reyes. Un gatito hecho con "decopatch".

Este gatito lo hice yo. Con alambre por dentro y forrado con pasta de papel.

Hecho en la feria de la prehistoria de Moià.

Cuadritos hechos con pasta, legumbres, arroz, conchas, trocitos de pajas...


Esto lo pintarón Urtzi y Ainara, con los dedos, hace ya tiempo pero le tengo mucho cariño.

Hojas secas pintadas.
Estos animalitos también los hice yo hace ya algún tiempo.

Resultado final de los cuadros de cartón y pastelina. Los regalarón a sus tías estas navidades.

domingo, 8 de enero de 2012

The Daily Groove - Scott Noelle.

THE DAILY GROOVE ~ by Scott Noelle
www.enjoyparenting.com/dailygroove


:: Part-Time Santa, Full-Time Visionary ::
On gift-giving occasions such as Christmas,
Hanukkah, and birthdays, parents traditionally
take on the role of a "santa" -- a saintly giver
who fulfills children's material wishes.
But if your child's wishes exceed what you believe
you can or should fulfill, you might forget that you
are *not* your child's only means of satisfaction.
In an abundant Universe, there's an infinite number
of ways any desire can be satisfied.
This year, take the perspective that being a santa is
just a "part-time hobby," and that your "full-time
job" is to HOLD THE VISION of your child eternally
connected to Infinite Well-Being.
In that vision, desire is a blessing, not a demand,
so you can celebrate your child's desires even when
neither of you knows *how* the desires will be
fulfilled.
When you *expect* your child's wishes to come true --
somehow, someday -- and your child can *feel* your
faith... there is no greater gift!

La edad natural del destete.

Para las que estamos dando de mamar a nuetros hijos "mayores".

“La edad natural del destete”, por Katherine Dettwyler.

http://asociacionsina.org/2009/03/28/la-edad-natural-del-destete/



Aquí, Naikari mi hija pequeña (en febrero cumplirá 3 años).




A esto se le llama lactáncia en tandem. Urtzi, mi hijo mediano de 5 años, sigue disfrutando de sus "xupitos" de tanto en tanto. Ainara, mi hija mayor, se destetó ella sola 3 meses antes de cumplir los 4 años. Estaba embarazada de Naikari. 

sábado, 7 de enero de 2012

My philosophy of homeschooling by ( LINDA WYATT )

Empecé a traducirlo pero es muy largo. Si algún día lo termino lo pondré otra vez traducido. De momento aquí lo tenéis en inglés. A mi me parece estupendo.
 
My philosophy of homeschooling.


Why am I doing this?
The quick answer is "Because we're having fun.". We're too busy learning stuff on our own to think about taking a huge chunk out of the kids' days to send them elsewhere to sit still and shut up.
I don't think schools are the best place for people to learn. Some schools are better than others, and some people believe they have no alternative, but for us, our own lives offer so much more than a school could ever offer that it makes no sense to send our kids to school.
First of all, I don't think grouping kids in rooms full of kids the same age is a good thing. People learn from watching each other, and if everyone they can watch is at the same stage they are- what are they going to learn? Some schools have older kids work with younger kids, and I think that's great- but why should it be a special event?
I believe that people learn best, and perhaps only, when they have control over what they learn, when and how they learn it, and what they do with the information. I know that when I was in school, I studied many things, and remembered them long enough to pass a test- but remember none of it now. There is a huge difference between memorizing and learning. Things that are really learned stay with you. Think about your hobbies, how much you know about them. Did anyone tell you exactly how to learn about them? Did you have to write a paper on why you chose that hobby? Did someone come along in the middle of your birdwatching, or whatever, and say "sorry, you have to stop this and go do math now."? Or were you self motivated because it's what you love?
I see no separation between living and learning. Life *is* learning. Babies are born with an insatiable desire for learning. No one has to teach them how to walk or how to talk, both of which are very complicated things. They learn because they want and need to. People can learn anything they want the exact same way. They don't need someone to come in and teach them things, although some people may choose that method at times. There is no special place where learning takes place, it happens everywhere. It's the internal motivation to learn something that fuels the search for and acquisition of knowledge, not someone or something external.
The best part of homeschooling is that it isn't just the kids. It's the whole family. We all are learning all the time, from ourselves, from each other, and from the world. Maybe even from you.



What exactly do we do all day?
There is no 'exactly'. Every day is different. We don't use a schedule, a curriculum, lesson plans, lessons, unit studies, tests, or anything else with an emphasis on teaching, or of an adult providing the learning opportunities. Mostly, within reason, we do what we want.
Many people have a problem with the idea of people doing "what they want". Why is that? Is it because they think that left to their own desires, people would do unspeakably horrible things? That they'd run wild and be destructive? That kids would always eat candy and watch TV and refuse to do any 'work'? Or is it primarily jealousy- "I never got to do what I wanted, so no one else should, either."? That seems to be a sad view of the world to my eyes.
Around here, doing what we want generally means using the computer, or reading, going outside, climbing trees, gardening, writing to friends, playing games together, telling stories, building things (either with blocks or lego, or things like bookshelves), fixing things, drawing, web-surfing, watching TV, creating puppet shows, working with paper in an endless variety of ways, and talking, talking, talking about everything we do and see and learn.
"But what about math?" you may be thinking. Or maybe your concern is history or grammar or foreign language or whatever you feel is important but 'left out'. The world as I see it is full of math. It's full of everything. Everything we do uses information from a broad range of sources. 'Subjects' are only separated out in school, not in the real world. Everything leads to everything else, and there is no end to learning.


Common Arguments for Common Concerns

What about socialization?
A common misperception of homeschooling is that it takes place in the home, and that children are isolated. Children who learn on their own learn everywhere, and are able to associate with people other than those who are only their same age. They tend to be far more comfortable relating to people of all different ages than are schooled children. Also, most socialization- if you mean learning how to behave appropriately- is learned from adults, not other children. Think "Lord of the Flies". I don't want my children to learn behavior through peer pressure. Don't forget, there is socialization within the family, as well. It is only relatively recently that people socialized more outside their familes than within.
I could never do that, all those lesson plans and everything. It's way too stressful.
Our family does not use lesson plans. We don't have "school time' separate from anything else. We don't have classes, schoolwork, tests, or grades. What we do is not based on the school model, of adults teaching children, or children being the recipient of such teaching. What we do is sometimes called "unschooling". I don't find it stressful, as far as the learning goes.
What is "unschooling"?
Unschooling has commonly come to mean homeschooling that is not like school. Some people call it "child-led learning" or "interest-led learning" or "natural learning". What it means in our lives is that we live our lives without separation between when we're learning and when we're not. We do the things we're interested in, and learn from them. We each have our own interests and learning styles and timetables, and we learn to be flexible and live with each other. Often we'll find that some interests overlap, and we'll do things together, other times, someone may be off working on something alone. I don't "teach" the kids, unless they ask for information. My job is as a facilitator- I find the materials and supplies to run the household. This includes things that people might call "educational", because many of our favorite activites are often "taught" elsewhere. The main difference between what we do and what schools do, is that here, people decide what they want to do or not do.
If everyone does "what they want", how do your kids learn to do things they don't want to do? Everyone has to do things they don't want to do at some point. What about meeting deadlines? Or learning self-discipline?
First of all, self-discipline, by definition, is learned from within, not imposed from without. It is largely learned through modeling- watching people older than you to learn how they deal with things, and then internalizing that information. It also comes from a strong sense of self, of feeling right and good and worthwhile. People learn to meet deadlines by having deadlines. Self-imposed deadlines are as real as any your boss gives you. Some deadlines are like "I need to finish this computer project in an hour because my brother will get his turn then." Some might be like "I have to get this table cleaned off in time for dinner.". When there is a reason for the deadline, the desire to meet the deadline is there, too. The same is true of anything people have to do that they "don't want to do". Often, it is the goal that is more important than the specific task, and the desire to reach the goal overcomes the lack of desire for the immediate task. For example, I don't like to do dishes. If they are dirty, I don't want to wash them. However, if I want to eat off clean dishes, the dishes need to be washed. So I do that, even though I "don't want to". Another example is someone being in a job they don't like. If the desire for the paycheck is greater than the dislike for the job, they'll stay in it. There are always choices, no one ever *must* do any one particular thing- but clearly, some choices are more desirable than others at any given time. How this relates to kids learning to do things they don't want to do is many-fold. They see adults modeling doing things they don't enjoy, in order to reach a goal. They learn to discriminate between the immediate and long term goal of something. There are many things in life that are self-limiting (if I don't clean off my bed, I sleep in a lumpy uncomfortable spot until I do.).
Why not just send them to a good school?
Without getting too far into the problems in the schools, I'll say there are many things about the concept of school that I don't agree with. I don't agree with same-age grouping. I don't agree with all the busywork that is necessary for classroom management. I don't believe in education that is tailored to the "common denominator" instead of to the individual. I don't believe an environment where the person does not control either the topic, the amount of time devoted to it, the method of exploration of it, or even whether or not they have to be there, is the best way for *anyone* to learn. People learn best when they are interested, motivated, and in control. They retain far more information about a subject that they are passionate about than anyone could ever teach them about anything else. Think about your own hobbies and interests- how did you learn about them? By choice? In your own way and time? I also believe that it is important to learn cooperation, teamwork, creative problem solving, and working towards the common good. Schools often call these things "cheating", and encourage competition, not cooperation. Yes, some schools try to teach these things- but only in certain circumstances.
How do your kids learn things that you yourself don't know about?
There are many ways for kids to learn about things I don't know about. They do it every day! They're always surprising me with what they know. For example, it's my 9 year old son who knows how to make web pages, without his help, I'd have to spend a lot more time trying to figure it out on my own. Life isn't a solitary thing. We all learn from each other, and we all learn independently, too. My kids learn from books, from TV, from their own personal experiences and thoughts, from other people around them, and from everything they come in contact with in the world. If they have an interest I don't share (and they do!), they pursue it on their own. If they run out of resources before they run out of interest, they may ask me to help them find more. Or they may ask someone else.
How can you tell if they're really learning?
That's easy- they tell me. We talk about lots of things, they tell me what they're interested in, I share what I'm doing, and we all have some idea of what the others know. I know which kid to ask for help with my web pages, they know which family member to ask for what they need. There aren't 30 people here to try to keep track of. It's just the 5 of us. Conversation goes a long way.
What if they want to go to school- or college?
If that time comes, I trust that they will be able to assess all available options, and make appropriate choices for themselves. I don't expect my kids to want to go to public school, but a time may come that they have an interest that might be pursued in college, or they might want a job requiring a certain degree. If that happens, they can find out from whatever college they'd like to attend what the requirements are, and meet them. There are placement and college admissions tests available. Many colleges are becoming more interested in homeschooled kids because they tend to be very highly motivated. Also, my kids live in a home with adults who are reasonably happy, productive, people who have no more than a 2 year college degree. Most of what we do, most of what we know, we've learned on our own rather than in school. Sometimes it is what you know rather than what pieces of paper you have that count.

La mejor herramienta es la humana y vivencial.

Para nosotros la mejor forma de aprender y pasarlo bien al mismo tiempo es viviendo cada momento al máximo. La parte humana y vivencial es, sin duda para mí, la forma más natural de aprender lo que sea. Un idioma (hablándoles, yo, en inglés, hablando ellos con otras mamás inglesas o americanas, por suerte tenemos varias amigas. Jugando con otros niños cuya lengua materna es el inglés...). Ainara conoció una niña americana un día en el parque de la Ciutadella en Barcelona y estuvo jugando con ella durante horas. Cómo hacer tus propias hortalizas ( mi padre viene cada año en primavera y nos enseña y ayuda con el huerto). En el pueblo donde vivimos hay muchos huertos y al principio nos parábamos a hablar con algún agricultor y le preguntábamos cosas. Aprendimos más con mi padre y estos otros agricultores que con un super libro que compré. Trabajar el barro ( yo hace años iba al estudio de una ceramista/escultora y a su lado aprendí mucho). Ainara hizo su primer vasito de barro (con ayuda) usando un torno en una feria de artesanos. Trabajar la madera (en el pueblo de al lado, donde vamos algunos días en bici, hay un hombre ya mayor que trabaja la madera en el garaje de su casa. Una mañana pasamos por delante y Urtzi quiso entrar, asomé la cabeza y el hombre nos invitó a entrar. Fue muy amable enseñándonos todo lo que hacia, hasta se ofreció a enseñarles a usar las herramientas. A coser ( a mi me gusta coser y he hecho alguna cosa con "patchwork" o les coso cositas que se rompen...) Ainara y Urtzi ya saben coser un poquito. A nadar ( tanto Ainara como Urtzi y Naikari saben nadar) Un par de mañanas a la semana vamos a Mollerussa a la piscina cubierta en horario libre a jugar. Allí y en las piscinas de verano de nuestro pueblo han aprendido todos a nadar solos. A hablar ( todos los niños aprenden a hablar estando con adultos que hablan a su alrededor, así van interiorizando y aprendiendo y luego queriendo hablar ellos con sus papás o mamás) nadie enseña a un niño a hablar. Ellos aprenden absolutamente solos. A leer ( mis hijos no leen todavía, Ainara empieza a codificar y descodificar pero conozco a muchos que han aprendido, también, solos). Cuando digo solos no me refiero a que nadie les haya ayudado. Lo que quiero decir es que ellos piden la ayuda que necesitan cando la necesitan, en un ambiente donde se lee, ellos ven leer y también llega un momento, (su momento) cuando ven la utilidad de la lectura y le escritura. Escribir no es más que hablar sobre papel. Para escribir primero hay que tener algo que decir y luego alguien a quien decírselo. Lo mismo que ocurrió cuando empezamos a hablar. Primero vino la necesidad de comunicarnos y luego en un entorno rico y adecuado aprendimos solos a hablar. Tanto el leer como el escribir son formas de comunicación. Si recibimos una postal nos gusta saber quien la escribió y que nos quiere decir. Si papá nos deja una nota por la mañana en la cocina más de lo mismo. En mi opinion es mucho mejor querer y tener la necesidad de hacer algo y luego adquirir o aprender las herramientas que hacen falta para tal acción. Incluso el calculo y la aritmética se pueden aprender vivencialmente teniendo primero una necesidad. El otro día teníamos una receta para unas 20 galletas pero queriamos hacer muchas más, osea que tuvimos que multiplicar la receta por 3. Ainara tenía, un día, no sé cuantas piedrecitas y quería repartirlas. Quería que tanto ella como Urtzi y Naikari tuvieran las mismas. Empezó a repartirlas una a una hasta que sobraron dos. Eso seria dividir, ¿no?. Para momentos como este, si estamos en casa, solemos utilizar algún material manipulativo concreto como las regletas Cuisinier o las perlas o listones Montessori. Solo los usamos cuando sale la necesidad y nos van muy bien. El usar materiales concretos en vez de hacerlo de una forma abstracta con numeros les ayuda mucho.